Cinco pasos para apartarnos de la negatividad

de-que-lado-estasLa visión positiva o negativa de la vida es resultado de muchos factores que pueden variar dependiendo de cada persona.

Si se es pesimista, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico en Chile las cosas que nos suceden a diario son neutras, pero las interpretamos como positivas o negativas, por lo que los sucesos que pueden ser vistos como malos, podrían ser realmente una oportunidad.

Te presentamos 5 sencillos pasos para dejar de lado la negatividad:

Deja de culpa a otros

Para erradicar la negatividad es muy importante no culpar a otros de lo que te sucede. Por lo que es necesario ser responsable y entender que lo que te está ocurriendo es tu responsabilidad, y una vez hayas logrado eso tendrás el control.

Toma el tiempo para conocerte

Si estás atravesando por una situación difícil, analiza qué fue lo que hiciste o no, para obtener ese resultado. Solamente mediante un profundo autoconocimiento y una actitud responsable frente a los hechos verás el lado positivo y la forma de aprovechar la situación que estás viviendo.

Mira a los fracasos como oportunidades

El estudio encontró que es importante ser optimista y tratar de ver los llamados “fracasos” como oportunidades, revisando qué es lo que se puede aprender de ese hecho. Para ello, lo primero es entender que no se puede cambiar la forma en que ocurrieron las cosas, pero sí puedes tomar una mirada más positiva a lo que sucede diariamente.

Duerme bien

La investigación también encontró como otro punto interesante que el descanso de las personas influye en su visión positiva o negativa de ver la vida, ya que en la medida en que las necesidades básicas estén cubiertas, la persona tendrá una disposición más abierta a lo que se viene desde afuera.

Agradece

De acuerdo con la investigación la gratitud permite tener una visión más positiva de la vida. No hay que enfocarse siempre en lo que no se tiene, sino que lo recomendable es ver alrededor y agradecer lo que sí se tiene.