Cirujanos alemanes consiguen realizar con éxito el primer trasplante doble de brazos a un granjero de 54 años

_44885185_080801brazos203.jpgMédicos de Munich (Alemania) presentaron los resultados del primer trasplante doble de brazos enteros realizado con éxito.
El paciente, cuyo nombre no ha sido divulgado, es un agricultor de 54 años que perdió sus miembros superiores hace seis años en un accidente con una máquina agrícola.
Los brazos pertenecían a un chico de 19 años en estado de muerte cerebral como consecuencia de un accidente automovilístico.
«La operación ha ido muy bien. Desgraciadamente no puedo comparecer en la entrevista colectiva, pero estaré a disposición de la prensa en una futura ocasión», declaró el paciente a través de una grabación que los médicos realizaron para los periodistas en el quirófano.
El cirujano plástico Edgar Biemer, quien supervisó la operación, dijo que la técnica empleada fue investigada durante cinco años. Pero no fue hasta el viernes pasado que encontraron al donante adecuado.
Durante el trasplante, el receptor y el donante fueron colocados en salas contiguas. En un recinto, dos grupos de cirujanos se encargaron de retirar los brazos del donante y en los otros dos equipos trabajaron a cada lado del tronco del receptor, acondicionando la zona a la altura de las axilas para el trasplante.
Un quinto grupo retiró venas de otras partes del cuerpo para ser implantadas en los brazos y mejorar la circulación sanguínea de los miembros.
Todo el proceso duró más de 15 horas; comenzó la noche del viernes, día 25, y duró hasta el día siguiente.
La operación fue realizada por el equipo del hospital de la Universidad Técnica de Munich, (Klinikum rechts der isar), compuesto por hasta 40 personas, entre cirujanos, anestesistas y enfermeros.
El paciente está en buen estado, pero debe permanecer internado durante cinco semanas.
«En este tiempo practicará ejercicios de fisioterapia para que sus brazos se movilicen y puedan tener sensibilidad», dijo Biemer.
El médico informó que serán necesarios casi dos años para que las células nerviosas de los miembros superiores se desarrollen lo suficiente para que el paciente esté en condición de sentir los dedos de las manos.
«No va a poder tocar el piano, pero podrá vivir mucho mejor que con las prótesis que usaba», aseguró el cirujano.
Según los especialistas, el riesgo de rechazo de trasplantes de miembros externos es mayor que de miembros internos.
Mientras que en las manos casi no hay médula ósea, los brazos superiores tienen grandes cantidades de médula, compuesta de células que pueden provocar la reacción de rechazo.
«Las posibles reacciones son más fuertes que en cualquier otro trasplante de órganos, porque la piel es una gran barrera inmunológica del cuerpo», afirmó Edgar Biemer.
En un trasplante del brazo está presente el 20% de la piel del cuerpo entero.
«La piel extraña es más fácilmente rechazada por el sistema inmunológico, pero actualmente existen nuevos métodos para evitar esas reacciones», explicó el cirujano.
El paciente tendrá que tomar medicamentos contra el rechazo el resto de su vida.
Hasta ahora nunca se había realizado un trasplante que incluyera los brazos enteros.
En febrero de 2003, médicos austríacos de la Universidad de Innsbruck realizarán el primer transplante doble de antebrazos y manos en un paciente.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.