La combinación de genes eleva el riesgo de cáncer de próstata

t90ca3y10m8cai85zebca4y5l16ca4dzs8scayrf7tvca6n15znca6b39ihcagrn6byca2cfnddcatx50xncalzj78ycarcha2lcaj3w3okca7sf9vtca8yhubkcad4c6vlcauxl3u0.jpgLos científicos dieron un paso importante para identificar las causas del cáncer de próstata al descubrir que una combinación de cinco variaciones de genes eleva significativamente el riesgo de sufrir el mal.
Si a eso se añade un historial familiar con la enfermedad se estaría hablando de cerca de la mitad de todos los casos de cáncer de próstata, mostró un estudio realizado entre hombres suecos.
El descubrimiento es notable no sólo por el gran número de casos que podría explicar sino porque esta visión relativamente nueva, la de observar un grupo de genes en vez de estudiarlos de manera individual, podría ayudar a resolver el misterio de muchas enfermedades complejas como el cáncer y la diabetes, que se considera que abarcan varios genes o al menos la interacción entre ellos.
Esto también permitiría pronosticar mediante un análisis de sangre quién tiene posibilidades de desarrollar cáncer de próstata. Estos hombres pudieran recibir un seguimiento cuidadoso y recibir medicamentos que bloqueen algunas hormonas, como el finasteride, para prevenir la enfermedad.
»Esto nos da una nueva manera de ver los factores de riesgo genético», indicó el doctor Teri Manolio, del Instituto de Investigación Nacional del Genoma Humano, organismo estadounidense encargado de este tipo de trabajo.
Los resultados del estudio sueco podrían verificarse en otros países y en distintos grupos étnicos, donde las variantes o marcadores genéticos no sean tan comunes. Los investigadores ya tienen planes para estudiar estos genes entre varones estadounidenses.
Desafortunadamente, estos marcadores genéticos no pueden ayudar a los médicos a decidir qué tipos de cáncer necesitan tratamiento y cuales no, pues suele ocurrir que las variantes de la enfermedad a veces no tienen nada que ver con los tipos agresivos del mal que provocan tumores o si algún paciente tiene posibilidades de desarrollarlo.
Este estudio debe estimular nuevas investigaciones, especialmente en la población negra, que tiene una mayor incidencia de esta enfermedad, dijo el doctor Howard Sandler, oncólogo de la Universidad de Michigan y portavoz de la Sociedad de Oncología Clínica de Estados Unidos.
El estudio fue dirigido por médicos de la Universidad Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte, y se publicaron ayer en internet en la revista especializada The New England Journal of Medicine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.