Como conservarte bella y saludable después de los 40 años

imagesEn el plano biológico la etapa comprendida entre los 40 y los 50 es decisiva para la mujer, ya que en este lapso atraviesa por ciertas alteraciones en la salud física, mental y emocional, y experimenta un aumento de peso significativo.

En la perimenopausia, el cuerpo femenino produce menor cantidad de estrógeno y progesterona, hormonas cuyo déficit incide de forma directa en la tendencia a acumular grasa y perder masa muscular.

Es importante combinar el ejercicio físico con una alimentación orientada a mantener la masa muscular y la grasa en niveles adecuados.

Estos son algunos sencillos consejos:

  • Incrementar la dosis de calcio a 1500 miligramos (mg) al día.
  • Moderar el consumo de frutas hasta 2 piezas al día.
  • Tomar puñados de avena integral o pan de centeno integral en el desayuno, y una o dos veces a la semana legumbres con verduras en las comida.
  • Priorizar el consumo de espinacas, brócoli, calabaza, coliflor, col, berenjenas, ajos y cebollas.
  • Aumentar el consumo de grasas saludables (aceite de oliva, nueces) y disminuir el de las grasas menos recomendadas (embutidos, bizcochos y repostería industrial o fritos).
  • Comer dos veces a la semana pescado azul (salmón, atún, sardina, anchoa), tanto por sus proteínas de alta calidad, como por su elevado contenido en Omega 3.
  • Tomar cuatro raciones a la semana de proteínas de alto valor biológico, pero bajos niveles de grasas saturadas: carnes blancas bajas en grasa, pudiendo elegir tanto entre los pescados, como las carnes -pollo y/o pavo-.
  • Beber entre 2 y 3 litros de agua al día y acompañar la cena con una copa de vino tinto, ya que disminuye el riesgo de depresión e influye positivamente en la salud mental.