Con este nuevo sistema puedes probarte la ropa virtualmente

El nuevo sistema en funcionamiento. (Foto: © 2021 Igarashi Lab)

Un llamativo sistema basado en inteligencia artificial ejerce de “espejo mágico” ante el que puede probarse la ropa sin tener que ponérsela.

El sistema actúa mostrando en una pantalla a la persona con las prendas puestas que desee y sin necesidad de que tenga que ponérselas físicamente. La imagen del “espejo” sigue además todos los movimientos corporales que efectúe el usuario.

Comprar ropa puede ser difícil a veces. A menudo llegamos a la tienda y allí no tienen el estilo o la talla de la prenda que queríamos probarnos. Hoy en día, la gente compra mucho por internet, pero comprar ropa puede ser complicado, ya que es muy difícil para la persona juzgar lo bien que le quedará una prenda o si le gustará una vez que se vea con ella puesta ante un espejo.

Para solucionar estos problemas, a lo largo de los años ha habido algunos intentos de crear una especie de espejo digital que pueda mostrar a un usuario y superponer encima de su cuerpo una prenda de vestir. Sin embargo, estos sistemas tienen una funcionalidad muy modesta y carecen de realismo.

El equipo de Takeo Igarashi, de la Universidad de Tokio en Japón, ha creado un sistema que supera las limitaciones de esos otros y con cual las personas pueden verse con un realismo asombroso vistiendo prendas sin llevarlas puestas ni tan siquiera tener acceso físico directo a ellas.

El nuevo sistema de probador virtual utiliza un dispositivo de captura y una forma de digitalizar las prendas de vestir basada en la inteligencia artificial.

Mediante el sistema, el usuario puede verse en una pantalla con cualquier prenda del armario digital puesta.

El programa de inteligencia artificial del sistema sintetiza imágenes con el realismo propio de una fotografía que permiten ver los movimientos corporales del usuario en tiempo real y detalles del aspecto la ropa virtual puesta que incluyen hasta los pliegues, como si el usuario llevara puesta de verdad la ropa virtual.

Igarashi y sus colegas tienen en mente varias aplicaciones posibles, siendo la más obvia la de comprar ropa en internet, con la ventaja de que comprar ropa habiéndosela probado con el nuevo sistema de probador virtual podría reducir las devoluciones, así como la cantidad de casos en que una prenda comprada se queda abandonada en un rincón del armario sin que la persona la use.

Los compradores podrían tener más garantías sobre si les quedará bien la prenda que van a comprar. De hecho, la ropa podría incluso confeccionarse bajo demanda a través de este sistema, sin que el comprador tuviera que acudir a la sastrería solo para que le tomen medidas.

Otra aplicación posible de la nueva tecnología estaría en el mundo del vídeo online, incluyendo teleconferencias y producciones audiovisuales de bajo coste, casos en las que las personas podrían aparecer vistiendo ropa que no es la que realmente llevan puesta.

El equipo de Igarashi ha presentado los detalles técnicos de su sistema en el reciente simposio UIST ’21 (34th Annual ACM Symposium on User Interface Software and Technology). La presentación se titula “Per Garment Capture and Synthesis for Real-time Virtual Try-on”.