Con inmunoterapia atacan el linfoma B agresivo

En las pruebas, se ha comprobado que la utilización de linfocitos T modificados genéticamente (linfocitos CART) para reconocer las células cancerosas aumenta la esperanza de vida de los pacientes con linfoma resistente a la quimioterapia.

En dos estudios recientes se ha investigado si la inmunoterapia con células inmunitarias modificadas genéticamente aumenta la supervivencia de los pacientes con linfoma B agresivo que no responden a la quimioterapia.

Los dos estudios, uno firmado por Locke FL et al. y el otro por Bishop MR et al., han sido publicados en la revista académica The New England Journal of Medicine. En ambos ha participado la Dra. Anna Sureda, jefa de grupo en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y jefa de servicio de Hematología Clínica del Instituto Catalán de Oncología (ICO) de Hospitalet de Llobregat, han evaluado la utilización de células CART como estrategia terapéutica de segunda línea para pacientes con linfoma agresivo de células B de mal pronóstico.

Los pacientes con linfoma B agresivo que desde un inicio no responden a la quimioterapia de primera línea o que recaen tempranamente tras la misma tiene un mal pronóstico. El tratamiento convencional de segunda línea, que incluye la quimioterapia a altas dosis y el trasplante de células hematopoyéticas, no es una buena opción para estos pacientes.

Las células CART son linfocitos T autólogos modificados genéticamente que tienen la capacidad de reconocer y destruir las células tumorales del paciente. Los estudios en fase 2 hechos hasta el momento demuestran su gran efectividad y capacidad de curación en pacientes cuyos tumores se han vuelto resistentes a las múltiples líneas de tratamiento.

Estos resultados tan prometedores en cuanto a eficacia han motivado el desarrollo de tres estudios en fase 3 (ZUMA-7, BELINDA y TRANSFORM) que comparan estos constructos CART con el tratamiento quimioterapéutico convencional de segunda línea en pacientes de mal pronóstico. Los estudios ZUMA-7 y TRANSFORM son los presentados en la revista The New England Journal of Medicine en los que ha participado la Dra. Sureda.

Dos de estos estudios, ZUMA-7 y TRANSFORM, han demostrado ventajas estadísticamente significativas en tasa de remisiones completas y supervivencia libre de progresión con la administración de las células CART frente al tratamiento convencional. “Estos resultados positivos harán que muy probablemente, en un futuro, podamos utilizar los constructos CART como estrategia terapéutica de segunda línea en este subgrupo de pacientes”, comenta la Dra. Sureda.