Con una terapia experimental logran la remisión completa de un cáncer incurable en 18 pacientes

Se trata del primer CAR-T -un tipo de terapia en la que el paciente se convierte en su propio donante- desarrollado en Europa para esta enfermedad
El Hospital Clínic de Barcelona-IDIBAPS ha desarrollado una nueva terapia celular y génica (CAR-T) para el mieloma múltiple resistente a los tratamientos habituales que ha demostrado una eficacia de más del 70 % después de un año de seguimiento.
Tal como ha informado el centro, con el apoyo de la Fundación «La Caixa» ha coordinado un estudio multicéntrico en varios hospitales españoles para tratar a pacientes que no responden bien a tratamientos habituales.
Se trata del primer CAR-T -un tipo de terapia en la que el paciente se convierte en su propio donante- desarrollado en Europa para esta enfermedad y ha permitido que los pacientes mejoren con el tratamiento.
En el ensayo participaron 30 pacientes de los cuales, al año del tratamiento, un 75 % mantenían la respuesta y no tenían progresión de la enfermedad, mientras que en un 60 % de los casos presentaban remisión completa y sin enfermedad residual.
«Esta nueva terapia está destinada a aquellos pacientes que hasta ahora no tenían una alternativa terapéutica. La investigación demuestra una vez más que es foco de esperanza y tenemos que continuar apostando en ella», ha señalado el director general del Clínic, Àngel Font.
El CAR-T consiste enmodificar los linfocitos T del paciente para que tengan la capacidad de atacar a las células tumorales y, el ARI-0001, es el segundo que desarrolla el hospital y se dirige contra la dianaBCMA, el antígeno más extendido en la inmunoterapia en mieloma y que se encuentra en la superficie de las células tumorales del mieloma.
Mediante aféresis, una técnica que permite la separación de los componentes de la sangre, se obtienen los linfocitos T, un tipo de glóbulos blancos encargados de la respuesta inmunitaria, que se reprograman genéticamente para que, cuando sean transferidos de nuevo al paciente, puedan reconocer específicamente las células tumorales y atacarlas.
«Respecto de los CAR-Ts anteriores que hemos desarrollado, este presenta la novedad de que está humanizado. Muchas veces se utilizan anticuerpos de ratón para su desarrollo y, en este caso, lo hemos humanizado para que tenga una mayor durabilildad en el paciente y menos probabilidad de rechazo», ha señalado el jefe del Servicio de Inmunología del Centro de Diagnóstico Biomédico (CDB) del Clínic, Manel Juan.
Por su parte, el doctor Carlos Fernández de Larrea ha detallado que este CAR-T se administra de forma innovadora, ya que tiene dos dosis: la primera se divide en otras tres para limitar la toxicidad y, al cabo de cuatro meses, se suministra la segunda en pacientes en los que la enfermedad no ha progresado.
El mieloma múltiple es un tipo de cáncer de la sangre localizado en la médula ósea donde se encuentran las células plasmáticas, encargadas de producir anticuerpos, necesarios para combatir las infecciones.
Cuando se sufre esta enfermedad, que supone el 10 % de los cánceres de médula ósea y es el segundo más común de la sangre, dichas células realizan un proceso de crecimiento anormal y forman tumores en las zonas de los huesos.