Confirman la periodontitis como factor de riesgo cardiovascular

La periodontitis ya es considerada por los expertos como factor de riesgo cardiovascular, tal y como se contempla en las últimas guías de la Sociedad Europea de Cardiología para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica.

De esta forma, esta enfermedad será a partir de ahora considerada como posible detonante de la aparición de disfunción endotelial, aterosclerosis e incremento del riesgo de infarto de miocardio e ictus. Así, se sitúa junto a otros trastornos de reconocido impacto negativo en la esfera cardiovascular como son «la enfermedad renal crónica, la apnea del sueño o las patologías autoinmunes», indican los especialistas.

Por lo tanto, esta infección producida en las encías, de la que se aconseja su prevención y tratamiento, se ha valido de numerosas evidencias científicas para alcanzar esta consideración y poner en guardia a los pacientes. Esta recomendación es un hito, puesto que sitúa a la periodontitis en la misma línea que otras enfermedades, significa el decano de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, Mariano Sanz.

Inflamación

Además, los expertos advierten de que el bajo nivel socioeconómico y el hábito tabáquico también pueden tener una importante influencia en esta relación entre periodontitis y enfermedades cardiovasculares. Y es que, las enfermedades que afectan a las encías, «son un factor de riesgo para sufrir episodios coronarios, algunos tan graves que pueden llegar a poner en peligro la supervivencia del paciente», señalan.

Por todo lo anterior, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) han creado el manual Patología Periodontal y Cardiovascular: su interrelación e implicaciones para la salud, que tiene el objetivo de erigirse en referencia para especialistas y médicos de Atención Primaria, sostienen desde ambas instituciones.

En ella se explica la causa de esta interrelación, que consiste en la liberación en la sangre de una gran cantidad de mediadores inflamatorios que pueden depositarse en diferentes órganos. De esta forma, estos mediadores inflamatorios presentes en las arterias coronarias «son capaces de desencadenar la movilización de la placa de ateroma, que obstruyen la luz de la arteria coronaria desencadenando el infarto», observan.

No es un problema banal

Además, recientes investigaciones demuestran que los patógenos bacterianos procedentes del biofilm  subgingival están directamente implicados en el desarrollo de la lesión aterosclerótica y, con ello, «con un aumento del riesgo de acontecimientos cardiovasculares», manifiestan los expertos de la Fundación SEPA. Por último, los profesionales sanitarios han querido advertir de que la periodontitis «no es un problema banal».

Por ello, recuerdan que es la causa principal de pérdida de dientes afectando mundialmente a una gran parte de la población». En concreto, en España «sólo el 14,8 por ciento de los adultos entre 35 y 44 años tiene las encías sanas -subrayan-. La enfermedad periodontal sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro país, concluye Sanz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.