Que son esas manchas que vemos flotando en nuestros ojos y qué las causan

Estas manchas reciben el nombre de miodesopsias, aunque comúnmente se las conoce como moscas volantes. Y aunque en la mayoría de los casos son completamente normales, en determinadas circunstancias pueden alterar la visión y requerir de un tratamiento quirúrgico

Casi la mayor parte de nosotros, en algún momento de nuestra vida, hemos observado en nuestro campo de visión una especie de manchas flotando de un lado a otro sin saber muy bien que estamos observando. Estas manchas reciben el nombre de miodesopsias, comúnmente conocidas como moscas volantes. Están formadas por el vítreo del ojo y, en la mayoría de los casos, son completamente normales.

El humor vítreo es la sustancia transparente similar a un gel que llena la mayor parte del ojo. Las moscas volantes no suelen requerir tratamiento, ya que en sí mismas no causan ningún daño a la vista. Ya que, eventualmente, suelen asentarse fuera del campo de visión. No obstante, en circunstancias muy raras, estas moscas volantes pueden alterar la visión y requerir un tratamiento quirúrgico.

Un aumento repentino y notable del número de moscas volantes también puede ser un signo de otros problemas graves, como el desprendimiento de retina, que podría provocar ceguera si la persona no recibe tratamiento médico inmediato. Por tanto, cualquier persona que note un aumento repentino en el número de moscas volantes que observa, debe visitar a un oftalmólogo para obtener un diagnóstico completo.

Causas

Las moscas volantes son un fenómeno natural debido al cuerpo vítreo del ojo. El vítreo ayuda a darle al ojo su forma redonda y las miodesopsias ocurren cuando este cuerpo vítreo comienza a encogerse. A medida que se encoge, pequeñas fibras pueden desprenderse y volverse fibrosas. Esto es lo que los médicos llaman desprendimiento vítreo, que causa masas fibrosas que pueden interrumpir la entrada de luz a la retina. Esto proyecta una diminuta sombra en el ojo, que es lo que hace que las moscas volantes se noten. Las miodesopsias son una parte normal del proceso de envejecimiento. La Sociedad Estadounidense de Especialistas en Retina señala que afecciones como el desprendimiento vítreo, que causa más moscas volantes, son más comunes después de los 60 años. No obstante, todos podemos experimentar miodesopsias en algún momento, aunque la mayoría de las personas las ignoran. Es posible que muchos solo las noten cuando miran una superficie o área en blanco y brillante, como el cielo.

Aunque pueden distraer al principio, la mayoría de las moscas volantes tienden a asentarse en la parte inferior del ojo, debajo del campo de visión. Sin embargo, la Sociedad Estadounidense de Especialistas en Retina recomienda que una persona que nota síntomas repentinos, como moscas volantes, se haga un chequeo con un oftalmólogo dentro de los primeros meses posteriores a la aparición de los síntomas, para verificar si hay signos de problemas más graves.

Desprendimiento de retina

Aunque algunas de las moscas volantes que aparecen en el ojo pueden ser algo normal en el proceso de envejecimiento, experimentar un aumento repentino de este tipo de moscas en el ojo puede ser un signo de otro problema, como un desprendimiento de retina. Cuando ocurre un desprendimiento de retina, no es raro que las personas experimenten otros síntomas junto con las moscas volantes. Pueden experimentar destellos de luz que no existen, especialmente en los lados de su campo de visión. También pueden experimentar una pérdida de visión en los lados. El desprendimiento de retina es grave y puede provocar ceguera si no se recibe un tratamiento. Por ello, si notamos cualquiera de estos síntomas, debemos consultar a un oftalmólogo de inmediato.

Otras causas

Existen otras causas, más graves, que producen estas moscas flotantes en el ojo:

  • Inflamación en el ojo.
  • Infección.
  • Desgarro o trauma en la retina.
  • Lesión traumática en el ojo.
  • Retinopatía diabética.
  • Hemorragia.
  • Tumores oculares.