Conozca algunas de las propiedades fisiológicas de la fibra alimentaria

nutrifibra-1.jpgPor: Sandra Morales
El  interés actual de la fibra alimentaria inicia de la asociación epidemiológica entre una dieta rica en fibra y una menor incidencia de enfermedades crónicas no transmisibles de especial gravedad, como la enfermedad cardiovascular. Las repercusiones fisiológicas de las fibras derivan de sus características fisicoquímicas entre las que se destacan viscosidad, capacidad de absorción, capacidad de retención hídrica por esta razón y dado que en una alimentación habitual se consumen diferentes clases de fibra, se habla en general de los efectos  fisiológicos de la fibra en conjunto. Además de una comida bien planificada, un suplemento de fibra puede mejorar  su salud.
Dos clases de fibra que pueden ayudarle
Hay dos clases de fibra muy interesantes una para la salud cardiovascular y control de peso como la “goma guar”; y una para la salud del colon como la “inulina”.
La “goma guar” es una fibra vegetal soluble que tiene la particularidad de captar agua e hidratarse; de ahí se derivan todas sus funciones nutricionales, como lo son:
Ayuda a sentirse satisfecho en una comida después de haber ingerido lo necesario.
Ayuda a regular el tránsito intestinal.
Ayuda a retrasar la absorción de los azúcares rápidos.
Ayuda a secuestrar ácidos biliares y por tanto ayuda a regular las tasas de colesterol.
Oligosacaridos como la “inulina” ayudan a detener las propiedades clásicas de las fibras dietarias para regular el tránsito intestinal por ser un prebiótico, y contribuye a la estimulación de las defensas naturales de la flora intestinal (efecto bífidus) es no digerible y natural, libre de sabor. Además, por todos sus atributos, se ha clasificado como una fibra soluble y dietética.
Al tratarse de una fibra, contribuye a mejorar la protección y el equilibrio del intestino, estimulando y restaurando la flora intestinal a través de las bifidobacterias.
Debido a que mejora el funcionamiento del sistema digestivo, favorece la absorción de algunos minerales como el calcio.
Actúa de forma positiva sobre el sistema digestivo, ayudando a regular el tránsito   intestinal.
Ayuda a disminuir el colesterol y los triglicéridos.
Estimula los componentes del sistema inmunológico.
Favorece la síntesis de vitamina B.
Ayuda en la prevención de cáncer de colon.
Inhibe el crecimiento de las bacterias dañinas.
Reduce los niveles de azúcar en la sangre.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.