Conozca que es la andropausia (menopausia masculina

A medida que el hombre va avanzando en edad, comienza a reducirse el nivel de la testosterona (la hormona masculina). Es lo que algunos llaman andropausia, un proceso que podría compararse con la menopausia que atraviesan las mujeres. Es un tema polémico ya que hay especialistas que consideran que este proceso no existe y que las terapias de reemplazo hormonal que muchos profesionales indican para combatir sus síntomas no son recomendables ni eficientes en todos los casos.

Cuando le dije a Julio que podía estar entrando en lo que algunos llaman andropausia se puso serio y me miro fijo. Le explique, entonces, que la andropausia es un proceso por el que atraviesan los hombres (que es similar al de la menopausia en la mujer), que se caracteriza por una disminución de la hormona masculina o testosterona.

Me dijo entonces con la voz muy grave, y creo que hasta un poco ofendido, que no creía en nada de esas cosas, que eran cuestiones de mujeres, y para probarlo enfatizó que eso no le pasaba a los hombres de antes quienes no tenían que tomar medicamentos contra nada que se pareciera a la menopausia.

Claro que antes tampoco se conocía este proceso del cuerpo ni muchos otros datos que la ciencia ha ido descubriendo con el tiempo. Hoy sabemos que con la edad y el estilo de vida el organismo comienza a tener cambios hormonales, independientemente del sexo.

En el caso de los hombres se puede producir una disminución en el nivel de las hormonas masculinas que causa consecuencias físicas y psicológicas, como cambios en el estado de ánimo, disminución en el nivel de energía y desinterés en el sexo.

En general, para combatir los síntomas de la andropausia se podría dar un tratamiento de reemplazo hormonal en el hombre con suplementos de testosterona. Sin embargo, estos tratamientos siguen generando polémicas y no son ni necesarios ni están indicados para todos.

Entonces, es posible que haya algo de cierto en lo que piensa Ramón. De hecho, lo que su intuición masculina le indica también lo afirman algunos especialistas que aseguran que no existe la andropausia y que la terapia de reemplazo hormonal con testosterona sólo sería necesaria en algunos casos, en los cuales se ha comprobado mediante análisis en la sangre que efectivamente el hombre tiene una disminución en su nivel de testosterona.

Lo que ocurre es que mientras que en las mujeres la producción de hormonas por parte de los ovarios disminuye de manera abrupta en unos pocos años (de tres a cinco), en los hombres la producción hormonal se da de manera lenta y gradual luego de los 30 años de edad (disminuye alrededor del 1% cada año) y puede disminuir más o menos de acuerdo al estado de salud general del hombre.

De hecho, hay estudios que prueban que cuando los hombres se mantienen activos, el  nivel de testosterona también se mantiene estable.

En realidad, en lo que coinciden los especialistas es que sólo es necesario dar terapia de reemplazo de testosterona en los hombres en los casos en que la disminución hormonal está realmente comprobada con exámenes de sangre realizados en el laboratorio, pero no de otro modo.

Incluso, algunos de los que supuestamente promueven el rejuvenecimiento están recetando el uso de HCG (del inglés human chorionic gonadotropin o gonadotropina coriónica humana) para estimular la producción de testosterona. La HCG es un medicamento que a veces se utiliza en tratamientos de fertilidad femenina y que actualmente está siendo muy criticada como agregado en los alimentos, algo que la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por su siglas en inglés) ha declarado ilegal, ya que no se ha probado que realmente brinde los efectos esperados o prometidos.

Entonces recuerda: la disminución de la producción hormonal también puede existir en los hombres, aunque no siempre ocurre ni tampoco se produce solamente con la edad. Por eso, no siempre es necesario ni conveniente seguir una terapia de reemplazo hormonal con testosterona.

El recibir testosterona si no la necesitas puede tener efectos secundarios como estimular el crecimiento benigno de la próstata, acelerar el desarrollo de un cáncer de próstata si tienes predisposición a tenerlo, puede causar crecimiento de los senos (ginecomastia), puede causar apnea del sueño, puede aumentar el número de glóbulos rojos (policitemia) aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, puede causar acné, puede limitar la producción de esperma y/o hacer que los testículos se hagan más pequeños.

Además, en un estudio pequeño, aunque aumentó el tamaño de la masa muscular no aumentó la fuerza muscular.

Es diferente cuando se tiene disminución hormonal y el nivel de la testosterona está por debajo de lo normal (el término médico es hipogonadismo) que cuando los cambios que sientes son los normales de la edad y los niveles de la testosterona en la sangre están normales.

Pero si te sientes malhumorado o irritado, con falta de fuerzas, cansado, o notas que tienes menos deseo sexual y que te cuesta mantener las relaciones en la intimidad, no está de más consultar con un especialista (urólogo o endocrinólogo), que podrá indicarte si en verdad se trata de un bajo nivel de testosterona o no, y podrán ofrecerte un tratamiento adecuado para que puedas seguir disfrutando tu sexualidad. En ocasiones, podría no ser testosterona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.