Consumir regularmente productos de soja (o soya) podría reducir la concentración de semen

_44859786_soya2.jpgLa investigación, publicada en la revista Human Reproduction (Reproducción Humana) descubrió esa reducción incluso después de consumir media porción de estos productos cada día.
Y esta reducción es particularmente más marcada en los hombres obesos o con sobrepeso, afirma.
Éste, dicen los autores, es el mayor estudio llevado a cabo en humanos que analiza la relación entre la calidad del semen y los isoflavonoides, que son compuestos químicos vegetales que se comportan como el estrógeno, la hormona sexual femenina.
Y estos compuestos, que se encuentran en alimentos como el tofu y la carne, leche o frijoles de soya, pueden interferir con las señales hormonales del organismo, afirman los investigadores.
El estudio, llevado a cabo en la Escuela de Salud Pública de Harvard, analizó las dietas de 99 hombres que habían asistido a una clínica de fertilidad con sus parejas para dejar una muestra de semen.
Los hombres fueron divididos en cuatro grupos dependiendo de cuánta soja consumían.
Y después se comparó la concentración de esperma de los que comían más soja con los que comían menos.
La diferencia, afirman los científicos, fue importante. Incluso después de tomar en cuenta factores como la edad, el tiempo de abstinencia sexual, consumo de alcohol y cafeína, tabaquismo e índice de masa corporal.
Los hombres que comían más productos de soja tenían 41 millones de espermatozoides por milímetro de semen menos que los hombres que consumían menor cantidad.
La densidad normal de espermatozoides en el semen varía de 80 a 120 millones por mililitro.
Los científicos creen que unos compuestos llamados isoflavonoides que se encuentran en la soja y tienen efectos similares al estrógeno, podrían afectar la producción de esperma.
Estudios llevados a cabo en animales han encontrado una relación entre el alto consumo de isoflavonoides y la esterilidad, pero hasta ahora no se ha encontrado evidencia de que tengan algún efecto en los humanos.
En el estudio, los científicos encontraron evidencia de que la asociación entre el consumo de productos de soja y la concentración del esperma era más marcada en los hombres con sobrepeso u obesos.
La investigación no revela por qué la soja tiene este efecto en el esperma.
Pero los científicos creen que el aumento en la actividad del estrógeno podría tener un efecto adverso en la producción de esperma al interferir con otras señales hormonales.
Este efecto, dicen los científicos, podría ser más fuerte en los hombres obesos porque los individuos con niveles altos de grasa corporal producen más estrógeno que los hombres delgados, lo que conduce a niveles más altos de estrógeno en el cuerpo y en los órganos reproductivos.
El peso corporal también podría explicar porqué los hombres en regiones como Asia, donde se consume más soja que en occidente, no tienen más problemas aparentes de fertilidad.
Hasta ahora no hay evidencia de que las tasas de infertilidad en esas regiones del mundo sea mayor que las tasas en occidente.
Y una explicación, dicen los investigadores, es que el mayor peso corporal de los hombres de occidente los hace más susceptibles al efecto de estos compuestos químicos en la producción de esperma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.