Crean medicina para tratar la forma más agresiva del cáncer de próstata

_44852037_080722_cancer_66i.jpgCientíficos están aclamando la creación de una nueva medicina para tratar la forma más agresiva del cáncer de próstata- el más común entre los hombres- que puede ser el avance más significativo de los últimos 70 años.
El abiraterone podría tratar hasta al 80% de los pacientes que padecen este cáncer mortal resistente a la actual quimioterapia
La droga actúa bloqueando las hormonas que alimentan el cáncer.
El Instituto de Investigación contra el Cáncer (ICR, por sus siglas en inglés) en Londres tiene la esperanza de que una simple píldora esté disponible en dos o tres años.
Actualmente se está realizando una prueba clínica en estado avanzado con 12.000 pacientes en todo el mundo, y probablemente se realicen más pruebas a fines de este año.
En el Reino Unido, se estima que unos 10.000 hombres por año son diagnosticados con la forma más agresiva -y casi siempre letal- de cáncer de próstata.
Se ha asumido que el cáncer está activado por las hormonas sexuales como la testosterona, que es producida en los testículos.
Los tratamientos actuales funcionan impidiendo que los testículos produzcan testosterona.
Sin embargo, los expertos han descubierto ahora que el cáncer se puede alimentar de las hormonas sexuales de todas las fuentes, incluyendo reservas de las hormonas producidas por el propio tumor.
El último estudio, publicado en el Journal of Clinical Oncology de Londres, está basado en 21 pacientes con este tipo de cáncer de próstata agresivo en su fase avanzada, que fueron tratados con la droga (aunque los datos han sido recolectados de un total de 250 hombres alrededor del mundo).
La investigación detectó una contracción significativa del tumor, y una reducción -en la mayoría de los pacientes- en los niveles de una proteína clave producida por el cáncer llamada antígeno específico de la próstata.
Muchos de los pacientes, a los que se les hizo un seguimiento por dos años y medio, han reportado una mejoría significativa en su calidad de vida.
Algunos hasta pudieron dejar de tomar morfina para calmar el dolor que causa la metástasis en los huesos.
El investigador del Instituto de Investigación contra el Cáncer, doctor Johann de Bono, dijo que los hallazgos debían ser confirmados en pruebas más grandes.
Pero dijo: «Creemos que hemos dado un gran paso en el tratamiento del cáncer de próstata en su fase final».
Si todo sale bien, los científicos dicen que la cura podría estar disponible en todo el mundo para el año 2011.
También se espera que la droga pueda ayudar a otros enfermos de cáncer, incluyendo a los que padecen cáncer de mamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.