Crean un espermicida más efectivo y seguro

Un estudio reveló que el anticonceptivo con nonoxinol-9 provocó menos efectos adversos que el gel estandarizado

Un nuevo compuesto espermicida, que aún no está a la venta, sería tan buen anticonceptivo como los geles o las espumas disponibles actualmente.

Todos los geles, las películas y las espumas espermicidas, como Encare y VCF, contienen nonoxinol-9. Pero el equipo que probó una nueva mezcla espermicida llamada C31G halló que era igualmente efectiva para evitar el embarazo, y hasta algo más segura.

«Los espermicidas son los métodos anticonceptivos menos utilizados», dijo la doctora Anne E. Burke, de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University, de Baltimore.

De todos modos, agregó Burke, para las mujeres que no quieren depender de la cooperación masculina para la anticoncepción, que no quieren tomar hormonas o que no quieren tener relaciones sexuales tan seguidas, sería útil un espermicida más nuevo y más efectivo.

El equipo de Burke le indicó al azar a más de  mil 500 jóvenes sexualmente activas utilizar un gel con C31G o nonoxinol-9 durante por lo menos seis meses. Las participantes ignoraban qué espermicida usaban y se les pidió que tuvieran relaciones sexuales durante por lo menos cuatro veces por mes y con el producto asignado como principal método anticonceptivo.

A los seis meses, el 12 por ciento de cada grupo quedó embarazada, publica el equipo en la revista Obstetrics & Gynecology. Al considerar sólo el uso adecuado y sostenido de los productos, la tasa de embarazo se redujo un 5 por ciento en ambos grupos.

Además, las participantes señalaron menos efectos adversos con el nuevo espermicida que con el gel estandarizado.

El 35 por ciento de las usuarias del C31G tuvo por lo menos un efecto secundario (irritación, infecciones vaginales o urinarias o alteraciones menstruales) durante el estudio, comparado con el 41 por ciento de las usuarias del gel con nonoxinol-9.

«Parece que el C31G sería mejor en cuanto a los efectos adversos», dijo la autora.

Aún se desconoce cuándo estarán a la venta los nuevos productos espermicidas con C31G, indicó Diana Blithe, del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de Rockville, en Estados Unidos.

Uno de los objetivos que persiguen los investigadores que desarrollan nuevos espermicidas es no sólo reducir el riesgo de tener un embarazo no deseado, sino también de adquirir infecciones de transmisión sexual, como el VIH.

«La mejor opción para las mujeres que quieren priorizar la efectividad por sobre todo lo demás, no son los espermicidas», dijo Blithe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.