¿Cuán probable es que haya vida inteligente en otros planetas?- ¿Cuál es la altura mínima a la que un avión puede repostar en vuelo?- ¿Qué pasaría si lanzáramos una pelota por un hoyo que atravesara la Tierra?- ¿Qué factores determinan la esperanza de vida?

Revista: Focus

¿Cuán probable es que haya vida inteligente en otros planetas?

La respuesta a esta importante pregunta involucra muchos factores que físico y biológicos, y los científicos no están aún seguros de la respuesta.

Sabemos que la vida en la Tierra comenzó muy poco después de la formación de nuestro planeta, y que los componentes químicos básicos de la vida pudieron sintetizarse en el medio ambiente primitivo.

También se llegó a la conclusión de que planetas similares a la Tierra pueden ser comunes en el Universo. Esto implica que la vida debería serlo también.

Esto no significa que todo tipo de vida está destinada a ser «inteligente»: no tenemos una idea real sobre qué factores están involucrados en el surgimiento de la vida inteligente, o sobre la longevidad de posibles civilizaciones extraterrestres.

Pero muchos científicos estarían de acuerdo en afirmar que el Universo es tan grande y tan lleno de cosas, que el peso de los números sugiere -casi con certeza- que no estamos solos en el cosmos.

Si descubriremos sus rastros o si seremos capaces de comunicarnos con esas otras formas de vida, es una cuestión completamente diferente.

¿Cuál es la altura mínima a la que un avión puede repostar en vuelo?

Se ha examinado la posibilidad de repostar a una altura de 300m como estrategia para mantener a los aviones de combate fuera del alcance de los radares enemigos.

Pero hacer esta operación a tan baja altura es mucho más peligroso si el avión receptor necesita desengancharse abruptamente.

Los aviones cisternas no son muy fáciles de maniobrar, por lo que esta tarea se realiza casi siempre por encima de los 6.000m de altura.

¿Qué pasaría si lanzáramos una pelota por un hoyo que atravesara la Tierra?

La respuesta más común a este «experimento mental» dice que la pelota aceleraría bajo la influencia de la gravedad, y alcanzaría una velocidad de más de 28.000km/h hasta el centro de la Tierra.

Luego se elevaría hacia la superficie del otro lado del planeta, y llegaría 42 minutos después de haber sido lanzada.

Pero entonces caería de nuevo en el hoyo, y repetiría una y otra vez su trayectoria sin fin.

Sin embargo, esta teoría no tiene en cuenta la rotación de la Tierra.

En 2004, el matemático Andrew Simoson de la universidad King College de Tennessee, EE.UU., publicó un análisis de este problema que muestra que mientras la pelota cae, la fuerza de gravedad se debilita hacia el centro de la Tierra.

Dado que la velocidad de rotación disminuye con la profundidad, haría falta que el túnel por el que la pelota viajaría sea curvo para que la bola caiga sin chocar con las paredes.

Simoson cree que sus cálculos pueden explicar la extraña apariencia de la nebulosa Spirograph, hallada por el telescopio Hubble en 1999. Los escombros de esta nube cósmica podrían sentir la gravedad de la misma forma que la pelota del experimento, lo que podría explicar sus líneas curvas.

¿Qué factores determinan la esperanza de vida?

Los seres humanos viven alrededor de 80 años, los ratones unos pocos años, algunos insectos sólo un día, y lo que determina estos períodos se ha venido debatiendo desde hace tiempo.

La teoría del siglo XIX de la «muerte programada» sugería la ventaja evolutiva de que murieran los individuos más viejos para dejar más espacio y comida para los más jóvenes.

En la actualidad, esta teoría ha sido superada por otras dos.

La «teoría de la mutación acumulada» indica que las mutaciones que hacen que un individuo muera muy joven se deben a la selección natural, mientras que aquellas que hacen que muera un individuo viejo se acumulan. Así los más viejos tienen más probabilidades de morir.

Por otro lado, de acuerdo con la opuesta teoría de la pleiotropía, las mutaciones que son beneficiosas en la juventud pueden ser dañinas si actúan más tarde en la vida, y en última instancia influencian la esperanza de vida.

Por ejemplo, una mutación que provoca el rápido crecimiento de células puede ayudar a una recuperación veloz, pero puede aumentar el riesgo de cáncer a mayor edad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.