Cuatro motivos por los que jamás deberías guardar comida en el garaje

Estos consejos son para todas aquellas personas que guardan sus alimentos en ese lugar

Por alguna razón, existen familias que utilizan parte de su garaje para almacenar comida. Tienen sus refrigeradores y anaqueles con comida enlatada. Los más atrevidos guardan productos perecederos, pero ¿qué tan bueno es esto? La respuesta definitivamente es no y aquí te presentamos las razones para no hacerlo.

EL CLIMA

Es posible que para muchos es algo lógico, por eso seguramente no lo hacen; pero para aquellos que tienen esta costumbre, mantener comida en el garaje en verano es una pésima idea. El garaje probablemente esté caliente y húmedo, que es la condición principal para el deterioro de todos los alimentos. Pero eso no quiere decir que en invierno esté bien, porque el garaje tiene la virtud de mantener una temperatura alta en el interior, así que jamás tendrías que considerarlo.

PLAGAS

Dependiendo de cómo sea su garaje, aun así, es más seguro que ratones, roedores, cucarachas y demás insectos detecten la comida en esa zona de la casa expuesta al exterior que en la cocina o alacena interior, donde deberían estar sus alimentos.

¿NI LOS ENLATADOS?

En general, la mayoría de los artículos de la despensa, desde alimentos enlatados hasta productos secos como galletas o papas fritas, deben almacenarse en un lugar fresco y seco. El garaje no tiene el control climático de una casa aislada, lo que significa que está más húmedo durante todas las estaciones. Eso hará que los productos de la despensa, por mucho que estén protegidos por latas o bolsas sin abrir se estropeen más rápido, e incluso los productos enlatados pueden oxidarse.

¿Y QUÉ PASA CON LAS BEBIDAS?

Aunque para muchos es común tener refrescos y cervezas ahí, las temperaturas cambiantes y extremas del lugar, pueden bajar la calidad del producto. Incluso aun poniendo un refrigerador, se arriesga que el clima interior aun así afecte su contenido.