Cúrcuma, usos y beneficios

images (1)La cúrcuma es una de las maravillas de la naturaleza de la que muchos disfrutamos en varias oportunidades sin estar conscientes de ello

Originaria de la India y empleada desde hace miles de años como una de las principales especias en la gastronomía oriental, la cúrcuma es una planta fácil de cultivar, de atractivo color y peculiar sabor, la convierten en una de las especias más versátiles que existe en la actualidad.

Un rizoma es la raíz de la cúrcuma compuesta por cúrcumina, la parte de la planta que utilizamos frecuentemente. El rizoma en su forma natural es similar a la raíz de jengibre, pero se destaca por ser de color amarillo fuerte y naranja en su interior.

En la cocina, la cúrcuma se utiliza como colorante natural y tiene un sabor aromático característico, incluso es sustituto del azafrán. Distintas recetas incluyen a la cúrcuma entre sus ingredientes principales; por ejemplo, es una de las bases para la preparación del curry, se utiliza cómo sazonador de pescados, aves o cerdo e igualmente se emplea para condimentar arroces y caldos.

Estudios de la Universidad de Texas y la Universidad Médica de Graz en Austria, señalan que la cúrcuma es antioxidante, expectorante, desintoxica y regula el sistema digestivo, controla los índices de azúcar y reduce las posibilidades de padecer enfermedades como el cáncer.

Añadir cúrcuma a nuestras preparaciones nos aporta grandes beneficios para la salud por sus propiedades naturales. Algunos de estos son:

  1. Es un gran antinflamatorio, reduce los gases y disminuye la hinchazón estomacal.
  2. Es un gran aliado en el control de la diabetes, ayuda a reducir el azúcar en sangre y reduce los índices de colesterol.
  3. Su consumo mejora el sistema digestivo y al control del peso.
  4. Tiene características expectorantes, es utilizado en los resfriados para aliviar los pulmones y eliminar la mucosidad bronquial, abriendo las vías respiratorias.
  5. Contribuye a depurar el hígado de toxinas y demás residuos.
  6. Es una fuente de antioxidantes, lo que reduce el impacto de los radicales libres y por ende las posibilidades de sufrir enfermedades como el alzhéimer y cáncer.