De Asia hasta Sudamérica, un grupo de científicos descubrió el patrón de migración que sigue por el mundo cada año el virus de gripe

_44574445_flu400.jpg

El hallazgo, afirman los investigadores en la revista especializada Science, podría mejorar las vacunas de gripe y predecir más eficientemente la evolución del virus.
Los científicos encontraron que los brotes del virus más común de influenza A (H3N2) se propagan por virus que se originan en el este y sur de Asia.
Y éstos migran alrededor del mundo, hasta que finalmente se extinguen en Sudamérica, afirma el equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Los científicos encontraron que cada año, desde 2002, los virus de influenza A (H3N2) han emigrado de la zona que los autores llaman «red de circulación del este y sur de Asia».
En esta región, que incluye países tropicales, subtropicales y de clima templado, ocurren una serie de epidemias superpuestas y desde allí los virus se desplazan hacia el resto del mundo.
Los investigadores creen que si se centran los esfuerzos contra la enfermedad en esta región del mundo, podrían predecirse de forma más precisa las posibles epidemias.
El hallazgo también podría ayudar a los expertos a decidir cuáles son las cepas de virus que deben ser incluidas en la vacuna de gripe cada año.
La OMS calcula que cada año las epidemias de gripe afectan a entre 5 y 15% de la población mundial.
La enfermedad causa entre 3 y 5 millones de casos graves y entre 250.000 y 500.000 muertes.
Y la vacuna de gripe, afirman los expertos, protege a las 300 millones de personas que reciben la inmunización cada año.
Pero debido a que el virus evoluciona extremadamente rápido, los científicos deben superar muchos obstáculos en la producción de la vacuna.
Para la creación de una vacuna efectiva, cada año en febrero y septiembre un comité de la OMS se reúne para seleccionar las cepas de influenza que se usarán en la vacuna de gripe.
Estos científicos deben decidir cuáles son las cepas que serán la mayor amenaza durante la próxima temporada de gripe.
Pero el mayor obstáculo que enfrentan es que hasta ahora se
El equipo de investigadores analizó 13.000 muestras de virus influenza A (H3N2), recogidas por la OMS en los seis continentes de 2002 a 2007.
El subtipo H3N2 es actualmente la principal causa de enfermedades relacionadas a la influenza y muerte en humanos.
Los científicos compararon las diferencias físicas de las muestras en el momento en que habían llegado a cada sitio alrededor del mundo durante el período de cinco años.
Los resultados mostraron que cada año las nuevas cepas surgen en el este y sur de Asia y posteriormente, entre seis y nueve meses después llegan a Europa y Norteamérica.
Y meses más tarde las cepas llegan a América del Sur.
Los científicos afirman que una vez que los virus emigran de Asia, rara vez regresan a esa región.
Por lo tanto, dicen, todas las zonas a las que llegan una vez salen de la región asiática son esencialmente «los cementerios evolutivos» de los virus de influenza.
Los expertos subrayan que las vacunas actuales de gripe funcionan muy bien y protegen a los millones de personas que se vacunan cada año.
Pero en ocasiones los científicos se enfrentan con el surgimiento de nuevas cepas después de que ya han sido seleccionadas cepas que se usarán en la vacuna.
Es por eso, dicen, que este hallazgo ayudará a predecir mejor la evolución de los virus de influenza y a fabricar vacunas mucho más efectivas contra la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.