¿De haber una Tercera Guerra Mundial cuales serian las armas?

descargaLa famosa Tercera Guerra Mundial es algo que muchos dan como un hecho desde que en 1945 terminara la Segunda, solo que no se presume una fecha.

Los avances armamentistas son un hecho que marca la historia del ser humano, desde piedras y lanzas rudimentarias, pasando por las espadas, armas de fuego, aviones y tanques de guerra, bombas nucleares… Y todo lo que estamos desarrollando o lo que queda por descubrir.

Veamos cómo la tecnología afectaría una posible nueva guerra mundial, y cómo ya está impactando el presente.

Súper Soldados

La idea del súper soldado no es nada nueva, podemos verla en varios trabajos de ficción… Siendo uno de los más conocidos, el personaje Capitán América, de los cómics. Un humano mejorado artificialmente al punto de tener mejores capacidades físicas y psíquicas, entrenado como una máquina para cumplir con sus misiones.

Ya existen experimentos al respecto y muchos afirman que varios gobiernos realizan pruebas secretas en estas áreas. Aunque es muy difícil separar las teorías conspirativas y la paranoia, de lo que realmente califique como «investigación científica».

Robots

Lo que no puede realizar un humano, o un «superhombre», seguro lo puede realizar un robot. Creaciones que lejos de necesitar la razón y la «vulnerabilidad moral» de una persona, simplemente cumple una función que le fue programada.

Como armas, como asistencia, como estrategia; los robots de guerra podrían tener tantos usos como la imaginación lo permita, y aunque soluciona la pérdida de vidas «inocentes», todo depende finalmente de cómo se desarrollen las cosas. ¿Es mejor la cura que la enfermedad? No lo sabemos..

Drones

Apenas se volvieron populares, varios gobiernos se vieron obligados a repensar sus políticas sobre espacio aéreo y la posibilidad de cualquier ciudadano de adquirir uno de estos vehículos no tripulados.

Apenas por unos dólares se pueden conseguir drones radiocontrolados que son perfectos para personalizar en forma de espías, señuelos o bombas. Una vez más, los resultados no dependerán del objeto en sí, sino del uso que el hombre es capaz de darle en su afán de poder.

Redes Sociales

Dejando ya de lado la visión clásica de las guerras, las redes sociales serán sin dudas protagonistas en tal escenario, como ya lo vienen siendo en diferentes situaciones conflictivas al rededor del mundo.

Como denuncia, como agente formador de opinión, como espacio de debate, facilitando la documentación con imágenes o video transmitidos en tiempo real a todo el mundo, o como medio para lanzar amenazas o reivindicaciones. De hecho, muchos grupos terroristas han elegido estos medios para sembrar pánico en todo el mundo, transformando además a cada usuario de redes sociales, voluntariamente o no, en una pieza más dentro de la maquinaria bélica.

Hacking y Opinión Pública

Una guerra puede ganarse de diferentes formas, pero desacreditar a la otra parte y poner su propia gente en contra, podría resultar uno de los medios más efectivos. A veces, y ya quedó demostrado en recientes casos como los de Wikileaks o Sony Pictures, un habilidoso hacker puede causar muchísimo más daño económico, político y social que un bombardeo… Y sin siquiera sentir remordimiento de asesinar gente inocente.

La información que se maneja en Internet es demasiado valiosa y, hoy en día, no existe absolutamente nadie que quede por fuera de ella. Un blanco perfecto para desestabilizar sistemas y culturas, y que indudablemente podría definir una potencial Tercera Guerra Mundial.

 

.