De Pentium Pro a Nehalem: la Historia de una Transformación

nehalem-in-socket-775.jpgIntel Corporation lanzó  su producto para servidores más importante en casi 15 años: la serie Intel Xeon Processor 5500. Los 17 nuevos chips se basan en la arquitectura de nivel récord Nehalem y acelerarán la próxima etapa hacia la innovación. Mostrando capacidades de vanguardia, así como un desempeño y una eficiencia energética sin precedentes, la serie Xeon 5500 significa un avance radical en inteligencia y control del consumo de energía eléctrica para data centers y adaptabilidad. “La serie de procesadores Intel Xeon 5500 es la base de la próxima década de innovación”, afirma John E. Davies, Vicepresidente del Grupo de Ventas y Marketing – Gerente General del Programa World Ahead – Intel Corporation
Los nuevos productos representan tan sólo el último capítulo en una historia mayor, que data de 1995, cuando Intel lanzó el procesador Intel® Pentium® Pro. En aquella época, se vendieron menos de 750.000 servidores basados en la arquitectura Intel; dicha cantidad representaba apenas un 10% de los ingresos totales relativos a compras de hardware de servidores. El procesador Pentium Pro fue el primer chip de Intel optimizado para cargas de trabajo de servidores y la arquitectura se convirtió en el tronco de Internet.
Hoy, ocho de cada diez servidores están basados en tecnología Intel. Mientras que los sistemas propietarios están todavía en el mercado, los servidores basados en Intel continúan mostrando un increíble crecimiento, especialmente para aplicativos de primera clase. Estos aplicativos —desde aquellos de alto desempeño al cloud computing— son los que más se beneficiarán con la nueva serie Xeon 5500.
La serie Xeon 5500 contiene varias capacidades de vanguardia, que alterarán el escenario de la tecnología. El aumento en el desempeño con la generación de servidores Intel 2-socket es mayor que para cualquier otro procesador Xeon que Intel haya lanzado hasta la fecha: un desempeño de un 70 a un 125 por ciento más alto en un espectro de cargas de trabajo cuando se lo compara con sistemas basados en la serie Xeon 5400.
Debido a las restricciones de los ambientes físicos, los sistemas servidores de hoy con frecuencia son incapaces de adaptarse a las cada vez más diversas cargas de trabajo. La serie Xeon 5500 ofrece varias tecnologías que mejoran la versatilidad del sistema y eliminan los límites relativos al número y tipos de aplicaciones que los usuarios pueden ejecutar. Las tecnologías de Intel, Turbo Boost, Hyper-Threading, Power Gating, Extended Page Tables e Intel Virtualization Technology (VT) FlexMigration ofrecen unos resultados extraordinarios en un amplio espectro de cargas de trabajo, optimizadas para paralelismo o sensibles a la frecuencia del reloj, virtualizadas o nativas, críticas al desempeño o limitadas en el uso energético.
La serie Xeon 5500 jugará un papel clave al permitir el avance en dos áreas, al mismo tiempo que muestra la gran versatilidad de la familia de chips. En primer lugar se avanza en el descubrimiento y la innovación. Como fundamento de las soluciones de computación de alto desempeño, de pequeña y gran escala, la serie Xeon 5500 ofrece un desempeño que les ayuda a los científicos a develar los misterios del universo o acelera el tiempo de distribución al mercado de nuevos productos de fabricantes locales.
En segundo lugar, a medida que Internet se expande hacia la visión de Intel de llegar a 15 mil millones de dispositivos conectados, la serie Xeon 5500 también será el fundamento de la transformación de la infraestructura de Internet. La industria tiene una meta común de ejecutar aplicaciones de hardware optimizado, que están disponibles bajo demanda y son escalables a las masas. Con frecuencia llamada cloud computing, esta visión se convertirá en una realidad al incorporar la adaptabilidad, la capacidad y la inteligencia de la serie Xeon 5500.
Una discusión sobre la más importante arquitectura de servidores en más de una década no estaría completa sin hablar del ambiente económico actual. En estos momentos de desafíos económicos, los clientes pueden reemplazar los servidores Xeon más viejos por la serie Xeon 5500 y obtener un retorno sobre la inversión en apenas ocho meses. Esta combinación de beneficios inmediatos y de largo plazo, por no mencionar sus dinámicas y nuevas características, vuelven la serie Xeon 5500 verdaderamente excepcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.