Desarrollaron un dispositivo con forma de USB que permite leer secuencias de ADN y luego descargar los resultados en el computador

Hace pocos años que el mundo de la ciencia dio el pistoletazo de salida para lo que algunos llaman «la carrera del genoma».

Por: Anahi Aradas

Empresas de nanotecnología de todo el mundo se afanan por crear métodos cada vez más rápidos, eficientes y baratos para escudriñar los secretos que ocultan los genes.

Pero hoy sus hallazgos han llegado hasta tal punto, que algunos de estos lectores caben en la palma de la mano y pueden conectarse al computador.

El MinION

Eso es precisamente lo que presentó recientemente la empresa británica Oxford Nanopore Technologies, un dispositivo con forma de USB capaz de realizar la secuenciación de ADN de organismos como virus y bacterias.

El MinION cuesta unos US$900 y emplea una serie de cavidades (nanoporos) de un diámetro 50.000 veces más pequeño que el de un cabello humano.

Estos nanoporos están acoplados a una membrana de polímeros a través de la cual pasa la muestra de ADN disuelta previamente en una solución de enzimas.

Con este sistema, aseguran los investigadores, se puede leer el genoma mucho más rápido y luego conectar el aparato a un computador para descargar los resultados.

Lectura limitada

No obstante, MinION sólo es capaz de secuenciar 150.000 bases de ADN por hora, por lo que no puede leer, por ejemplo, todo el genoma humano.

Así que el uso del aparato, dicen sus creadores, se limita a leer el genoma de organismos como virus y bacterias, como es el caso de el virus Phi X, con una base genética de 5.000 pares.

«Lo importante es que es portátil. Si estás en una zona remota y buscas bacterias o nuevos tipos de bacterias este aparato tiene mucho potencial», dijeron portavoces de Oxford Nanopore Technologies.

«Para secuenciaciones universales todavía es muy pequeño, su uso estaría limitado al mundo de la investigación. En el futuro podría empezar a estar presente en los hospitales», avanzaron.

A la caza del genoma

Junto con la empresa británica muchas otras organizaciones intentan también dar caza a la lectura rápida y barata del ADN.

Una de las compañías más conocidas es Illumina, que emplea emisiones de luz para la lectura.

Otros sistemas se basan en la liberación de protones en la secuenciación del genoma, como es el caso de la empresa Ion Torrent, que recientemente dio detalles de su producto Ion Proton Sequencer, según dicen, capaz de leer todo el genoma humano en apenas unas horas y por un precio de US$1.000.

«Las compañías de nanotecnología están desarrollando equipos que hasta hace unos pocos años eran impensables», explicó José Manuel Franco, experto en genómica del Centro Nacional de Biotecnología en España.

«Es una carrera que nos permitirá conocer las bases genéticas de algunas enfermedades o crear variedades de plantas tolerantes a ciertos factores», explicó.

«La biología hoy en día está orientada al estudio del genoma y cuanto más se pueda leer en menor tiempo mejor».

Los nanoporos

En esta carrera, el uso de nanoporos se ve como una de las posibles vías hacia la fabricación de utensilios más rápidos y asequibles.

Hace décadas que los científicos trabajan esta técnica de secuenciación que tiene como ventaja que las cadenas de ADN no necesitan ser amplificadas, un proceso difícil y que puede estar cargado de errores.

No obstante, la tecnología desarrollada por Oxford Nanopore Technology todavía presenta un margen de error mayor al de su competencia, margen que según la compañía están próximos a corregir.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.