Descubrieron un potencial blanco para tratar la sepsis, el letal envenenamiento de la sangre que afecta a 20 millones de personas en el mundo cada año

Los experimentos de científicos en Glasgow, Escocia, demostraron que bloqueando una molécula -que se sabe queda activada durante un choque séptico- redujo el riesgo de muerte en ratones.

Tal como explican los investigadores en la revista Science, el hallazgo podría conducir a una amplia variedad de fármacos para el trastorno que mata a casi 50% de las personas afectadas.

La sepsis es un trastorno en el cual el cuerpo reacciona para combatir una infección grave en la sangre que pudo haberse desarrollado como resultado de las propias defensas del organismo o de sustancias tóxicas producidas por patógenos, como bacterias o virus.

Tal como señalan los expertos, el número de personas que mueren a causa de sepsis se ha duplicado en los últimos 20 años.

El trastorno es muy grave porque los síntomas -que incluyen una baja en la presión arterial que conduce a choque séptico y fallo en los principales órganos, como riñones, hígado, pulmones y sistema nervioso central- se desarrollan rápidamente.

El paciente debe ser tratado en terapia intensiva con fluido intravenoso y antibióticos.

Los científicos de la Universidad de Glasgow se basaron en estudios previos que habían demostrado que una enzima, llamada ShK1, se dispara durante la inflamación que ocurre durante un choque séptico.

Los investigadores demostraron que las células inmunes de pacientes con sepsis severa producían niveles anormalmente altos de la enzima y que si la bloqueaban lograban reducir las señales inflamatorias que liberan las células.

Posteriormente usaron fármacos capaces de bloquear la enzima y descubrieron que el tratamiento reducía el riesgo de muerte en ratones con choque séptico.

Los ratones también quedaron protegidos de fallo multiorgánico y su organismo logró «limpiar» la infección bacteriana de mejor forma que los ratones que no recibieron el medicamento.

Tal como explica el profesor Alirio Meléndez, quien dirigió el estudio, estos fármacos bloqueadores de la enzima podrían convertirse en tratamientos útiles para la enfermedad.

«La incidencia de sepsis está en aumento y los tratamientos clínicos todavía son inadecuados así que un avance médico de este tipo es muy oportuno y esperamos que conduzca a una forma de tratar este trastorno mortal», dice el investigador.

Estos resultados son muy interesantes pero uno de los factores clave para mejorar la supervivencia de pacientes con sepsis es poder obtener un diagnóstico temprano.

A menudo un paciente es internado en el hospital cuando está en muy mal estado y por lo general no hay una fuente obvia de la infección de sepsis.

Es importante poder identificar la sepsis en sus primeras etapas y tratarla agresivamente» dice el doctor.

Hay una ventana de oportunidad en la que se puede lograr una gran diferencia. Es un trastorno que requiere atención urgente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.