Desde los 14 meses los bebés saben lo que es contar

Hasta ahora, se creía que esta habilidad era adquirida por los niños en la etapa preescolar

Falta mucho para que digan uno, dos, tres… pero eso no quiere decir que no lo comprendan. Investigadoras de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland (EE.UU.) han descubierto que los bebés de 14 meses ya saben lo que es contar, una habilidad atribuida a la etapa preescolar pero que, al parecer, adquieren años antes.

«Aunque están a años de comprender el significado exacto de las palabras numéricas, los bebés ya saben reconocer que contar va sobre números», dice Lisa Feigenson, autora principal del estudio y científica cognitiva especializada en el desarrollo de la habilidad numérica en niños. «Los bebés tienen una comprensión bastante sofisticada del mundo: ya están tratando de entender lo que dicen los adultos a su alrededor, y eso incluye este dominio de contar y números». Los hallazgos aparecen publicados en «Developmental Science».

La mayoría de los niños no entienden el significado completo de las palabras numéricas hasta que tienen unos cuatro años. Eso es sorprendente, dice Feigenson, considerando todas las veces que contamos en voz alta o les leemos libros sobre números. «Todo eso plantea la pregunta: ¿los niños realmente no tienen ni idea de lo que significa contar hasta que están en la edad preescolar?», señala.

Cuatro perritos

Para averiguarlo, Feigenson y su equipo trabajaron con bebés de 14 y 18 meses. Los pequeños observaban cómo perritos o coches de juguete eran escondidos en una caja cuyo interior no podían ver, pero que podían alcanzar.

Algunas veces los investigadores contaban los juguetes en voz alta mientras los dejaban caer en la caja, diciendo: «¡Mira! ¡Uno, dos, tres, cuatro… Cuatro perros!». Otras veces, los investigadores simplemente dejaban caer cada juguete en la caja y decían: «Esto, esto, esto y esto, estos perros».

Sin contar, los críos tenían dificultades para recordar que la caja contenía cuatro cosas. Tendían a distraerse después de que los investigadores sacaban solo una cosa, como si no hubiera nada más que ver. Pero cuando se contaban los juguetes, claramente esperaban que más de uno fuera sacado de la caja. No recordaban el número exacto, pero recordaban el número aproximado.

Resultados sorprendentes

«Cuando contamos los juguetes para los bebés antes de esconderlos, fueron mucho mejores recordando cuántos juguetes había», dice Jenny Wang, coautora del estudio. «Como investigadora, estos resultados fueron realmente sorprendentes. Y son los primeros en mostrar que los bebés muy pequeños tienen la sensación de que cuando otras personas están contando, está vinculado a la dimensión aproximada de la cantidad en el mundo».

El equipo lleva a cabo varios estudios de seguimiento, tratando de determinar si la práctica de conteo temprano lleva a habilidades numéricas posteriores si los bebés de habla inglesa reaccionan al conteo en un idioma extranjero.