Dos años después de la crisis suben ventas de automóviles Ford

090803184640_sp_ford_ap226×170b.jpgLas ventas de automóviles de la compañía Ford en Estados Unidos aumentaron un 2,3% en julio, en comparación con el mismo mes de 2008.
Es la primera vez en dos años que el fabricante de vehículos obtiene cifras positivas, hecho que la propia compañía atribuye al programa «Dinero por chatarra» financiado por el gobierno de Barack Obama.
Mediante este plan de estímulo del mercado automotriz, el Estado paga hasta US$4.500 a los propietarios de vehículos viejos para que los cambien por modelos más nuevos y más eficientes a la hora de consumir combustible.
Ha pasado sólo una semana y ya se han utilizado más de US$1.000 millones asignados por el Congreso estadounidense a este programa. Se estima que en ese lapso se vendieron unos 250.000 nuevos modelos fabricados por diferentes compañías.
Desde el gobierno de Barack Obama promueven ahora otro paquete de estímulo por un total de US$2.000 millones. Esa iniciativa fue aprobada por la Cámara de Representantes y se espera que el Senado comience a tratarla esta semana.
Ford fue el único de los tres grandes grupos automotrices estadounidenses que no tuvo que declararse en bancarrota ni valerse de las ayudas públicas, tal y como hicieron Chrysler y General Motors (GM).
El programa «Dinero por chatarra» también benefició a las firmas asiáticas Subaru y Hyundai que reportaron ganancias de un 34% y un 12%, respectivamente.
La comparación de las ventas de julio de 2009 con las del mismo período del año anterior arroja resultados negativos para la mayoría de las compañías, con retrocesos que van desde el 9 al 25%.
Sin embargo, el cuadro de situación varía cuando se contrastan los movimientos comerciales mes a mes.
Por ejemplo, la japonesa Toyota informó que sus ventas en suelo estadounidense se incrementaron un 27,7% en julio en comparación con junio y también atribuyó el repunte al programa «Dinero por chatarra».
GM, en tanto, confía que su actividad comercial mejorará a lo largo de este año, tras haber salido de la bancarrota el mes pasado.
Aunque en julio de 2009 registró un retroceso del 19,4% en relación a julio de 2008, la empresa indicó que, en lo que va del año, sus ventas minoristas subieron por quinto mes consecutivo en comparación con el mes inmediato anterior.
La caída de las ventas de Chrysler -la otra compañía estadounidense que tuvo que declararse en bancarrota- fue del 9,4% en la comparación interanual, pero los directivos de la firma se muestran optimistas a raíz del impacto que ha tenido el citado programa financiado con fondos públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.