El beber leche descremada enriquecida podría reducir la inflamación asociada con la gota

La leche es una fuente importante de calcio. El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano y se encuentra principalmente en los dientes y los huesos. Este elemento es importante para la contracción muscular, la constricción y la relajación de los vasos sanguíneos, la secreción hormonal y la señalización por el sistema nervioso.

Los investigadores reclutaron a 150 pacientes con ataques de gota recurrentes. Se dividieron en tres grupos. Uno de los grupos recibió lactosa en polvo, uno recibió leche descremada enriquecida y uno recibió leche descremada sin enriquecer. Los científicos registraron ataques de gota durante un periodo de tres meses.

Al cabo de tres meses, los ataques de gota habían mejorado en los tres grupos. Sin embargo, los investigadores encontraron la mejora más significativa en los pacientes que habían recibido la leche descremada enriquecida. Estas personas experimentaron menos dolor en comparación con los de los otros dos grupos.

Los investigadores concluyeron que el consumo de leche descremada enriquecida podría ayudar a reducir los síntomas de la gota. Sin embargo, se necesitan más pruebas para confirmar esta asociación.

La gota es una forma de artritis muy dolorosa que causa que las articulaciones se vuelvan rojas, hinchadas y rígidas. Los síntomas son más propensos a desarrollarse en el dedo gordo del pie. Los tobillos, los talones, las rodillas, las muñecas, los dedos y los codos son otras articulaciones comúnmente afectadas. Las personas suelen experimentar un ataque agudo de gota, es decir, los síntomas se presentan súbitamente y desaparecen después de un par de semanas.

Este tipo de artritis se produce cuando hay demasiado ácido úrico en la sangre. El ácido úrico es un producto de desecho que se forma cuando el cuerpo descompone las purinas, que son sustancias químicas que se encuentran comúnmente en las carnes rojas, el pollo y el pescado. En las personas sanas, el ácido úrico se descompone continuamente con el fin de mantener niveles normales en la sangre. El sexo del paciente, su composición genética, los cambios hormonales, la dieta y algunos medicamentos pueden causar que el cuerpo produzca demasiado ácido úrico o impedir que lo descomponga. Los síntomas de la gota se pueden tratar, y los medicamentos y los cambios de estilo de vida pueden ayudar a prevenir ataques de gota recurrentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.