El café y el chocolate son dos grandes aliados contra el Alzheimer

Un estudio ha conseguido interesantes resultados en la relación entre la bebida y la prevención de la enfermedad

Una taza de café por la mañana en un día de lluvia puede alegrar ese breve tiempo antes de afrontar el día. Cuando llega el mal tiempo, además, un café cargado o al gusto de cada uno, todavía sabe mejor si nos ayuda a activarnos y entrar en temperatura.

El café cuenta con muchos beneficios para la salud. Además, esta bebida ha sido muy analizada en los últimos años debido a sus grandes propiedades.

Aunque haya habido investigaciones que han elaborado los horarios donde tomar café puede ser mejor, cada uno decide tomarse uno cuando le apetece. Aun así, se debe tener especial cuidado si lo tomamos con cafeína a partir de ciertas horas o podemos correr el riesgo de no dormir.

Llegados a este punto, el café ha conseguido un lugar privilegiado en la pirámide alimentaria alrededor del mundo. Con un consumo elevado, esta bebida es conocida incluso allí donde otras la superan.

Ahora, además, una investigación relacionada con el Alzheimer ha conseguido extraer unas conclusiones muy interesantes acerca de los beneficios que podría tener el café sobre el tratamiento y prevención de esta enfermedad.

Una década de estudio

Un estudio longevo en Australia ha analizado durante una década si la ingesta del café afectaba al deterioro cognitivo de 200 pacientes. Los resultados han otorgado a esta bebida un poder sobre la enfermedad muy interesante.

A partir de la investigación, los profesionales han podido encontrar que beber cantidades elevadas de café de forma diaria puede hace que sea menos probable desarrollar Alzheimer. Esto vendría a confirmar otros estudios que se habían realizado en los últimos años donde el café ya mostraba fuertes beneficios cognitivos.

El estudio ha conseguido encontrar que los participantes con menor deterioro de la memoria y que ingerían una mayor cantidad de café tenían menos riesgo de que este se diese. Así, se da la menor probabilidad de desarrollar a las larga Alzheimer.

El café, según la investigación, está relacionado con la desaceleración de la proteína amiloide del cerebro, encargada de la funciones de planificación, atención y autocontrol. Esto ayuda a que la enfermedad se retrase o simplemente no aparezca.

Los investigadores, además, tras los resultados alentadores incitan en el estudio a consumir algo más de café. Así, si solemos consumir una taza o dos, añadir una extra podría ser beneficiosa para nuestro cerebro.

El chocolate como aliado

El café no es el único alimento que parecer ayudar en la batalla contra el Alzheimer. Varias investigaciones han conseguido establecer correlaciones (no siempre esto demuestra efecto) entre el chocolate y la salud cognitiva de nuestros cerebros.

Este alimento, a traves de la mejor oxigenación del cerebro parece ayudar a las funciones cognitivas algo muy interesante también en las enfermedades relacionadas con este importante órgano. Incluso, el New England Journal of Medicine trató de investigar acerca del consumo de chocolate en cada país y su número de premios Nobel.

Aun así, los expertos recalcan en la necesidad de elegir bien el tipo de chocolate. Este deberá contener mínimo un 70% de ingrediente principal siendo recomendable a partir del 85%. Además, el primer ingrediente debe ser cacao en pasta o masa y dejar el azúcar como último.