El calor es el principal enemigo del alternador

descargaLa principal función del alternador es mantener la batería a plena carga, y repartir la corriente hacia el sistema eléctrico cuando se necesita. Aunque suelen trabajar muy bien por miles de kilómetros y años, se presentan excepciones donde fallan con alguna regularidad

Por Fernando Santos Morales

Se puede pensar que el calor expedido por un motor dentro de su compartimiento afecta de forma considerable no sólo al alternador, sino también al compresor del aire acondicionado, la bomba de la dirección hidráulica, del agua, etcétera.

Pero no es así. El generador de energía eléctrica tiene como función primordial mantener la carga de la batería al tope, siempre que sea posible. En ese trabajo, aparece su enemigo no desde afuera, sino producido por el mismo, el calor en exceso.

Como su trabajo es cíclico dado que el regulador permite o no la salida de la corriente varias veces en un segundo, no produce la energía de forma permanente en condiciones normales: lo hace cuando por ejemplo se ha descargado la batería y empieza a ‘’llenarla’’ trabajando sin descanso. Cuando no lo hace, se produce la menor cantidad posible de calor; de ésta manera, la refrigeración es más eficiente.

Cuando se montan elementos que no venían con el vehículo tales como un equipo de sonido de gran poder que consume mucha energía, muchas luces especiales de chorro, o exploradoras, se calienta por encima de lo normal puesto que tiene que trabajar todo el tiempo, especialmente en marcha mínima, para tratar de llenar una batería que casi nunca estará a tope.

Si además se viaja con el aire acondicionado encendido, las luces, y el gran consumidor que es un desempañador trasero, se genera más calor y la longevidad del alternador se recorta de manera importante, porque sufren el regulador, el portadiodos, y los embobinados. Típico cuando a un alternador de 80 o 100 amperios, se le exige 120 o 140.

Hay unos extremadamente longevos que duran 2 y hasta 3 reparadas de motor, otros no tanto. Por eso en los autos donde éste molesta con frecuencia inadmisible, recomiendo buscar uno de marca reputada diferente al original y que no sea barato.

Si hay repuestos para vehículos donde la calidad es prácticamente proporcional al precio, esto es en los componentes eléctricos, incluidos los simples bombillos halógenos. Es casi imposible que uno barato dure un buen tiempo.

Es mejor gastar un dinero considerable para estar tranquilo y olvidarse de problemas que en un viaje por carretera lo puede dejar sin luces cuando sólo está rodeado por los demás vehículos que viajan en la oscuridad.

Se supone que no se le debe hacer ningún mantenimiento, aunque sí es recomendable desarmarlo para cambiar los rodamientos y limpiarlo sobre los 15 -20 años, con 200.000 o más kilómetros. También se puede ver el estado de las escobillas.

El final de la vida útil de los rodamientos se puede presentar con un ruido muy agudo en frío, que cambia o desaparece cuando el motor y él mismo, empiezan a llegar a su temperatura normal de trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.