El cáncer cerebral infantil es diferente, según mapa genético

Son menos las mutaciones que cánceres similares en los adultos, lo que podría facilitar más su tratamiento

Un estudio del mapa genético de los tumores cerebrales en los niños muestra que presentan muchas menos mutaciones que cánceres similares en los adultos, lo que implica que algún día será más fácil tratarlos, informaron científicos.

La investigación del meduloblastoma, el tipo más común de cáncer cerebral en los chicos, también halló nuevas mutaciones, señalaron los expertos en la revista Science.

«Estos análisis muestran claramente que los cambios genéticos en los cánceres pediátricos son notablemente diferentes a los de los tumores adultos», indicó en un comunicado el doctor Victor Velculescu, de la Johns Hopkins University en Baltimore, cuyo equipo dirigió el estudio.

«Ante esas menores alteraciones, la esperanza es que sea más fácil usar la información para desarrollar nuevas terapias para ellos», añadió.

El meduloblastoma es el tumor cerebral maligno más común en los niños, diagnosticado en alrededor de 400 chicos por año en Estados Unidos y con una tasa de supervivencia del 70 por ciento y más.

«Es un desafío particular tratar a los niños con cáncer cerebral dado que nuestros tratamientos más efectivos, la cirugía y la radioterapia, pueden causar importantes efectos colaterales, incluidas discapacidades cognitivas y anormalidades hormonales», dijo el doctor Donald Parsons, del Colegio de Medicina Baylor, en Texas.

«Para nuestros pacientes más jóvenes, los efectos pueden ser potencialmente devastadores», agregó Parsons.

Los investigadores secuenciaron casi todos los genes de tumores tomados de 22 niños con meduloblastoma y los compararon con ADN normal. Cada muestra tumoral tenía en promedio 11 mutaciones, indicaron los expertos, que hallaron en total 225 variaciones genéticas.

El equipo comparó estos hallazgos con muestras de otros 66 tumores meduloblastoma, incluidas algunas muestras de adultos.

Encontraron algunas de las mutaciones genéticas esperadas y en el 16 por ciento de los pacientes hallaron nuevas e inesperadas variantes en los genes MLL2 y MLL3, conocidos por ayudar a suprimir tumores no implicados anteriormente en el meduloblastoma.

«Al igual que otros genes hallados en el meduloblastoma, los genes MLL2 y MLL3 interrumpen el desarrollo normal del cerebro durante la niñez», indicó el doctor Peter Phillips, del Hospital de Niños de Filadelfia, en un comunicado.

Los expertos señalaron que las terapias personalizadas que pueden eliminar las células con mutaciones que provocan cáncer se están volviendo cada vez más comunes en el tratamiento oncológico y añadieron que quizá sea posible diseñar fármacos que puedan tratar los tumores cerebrales infantiles con menos efectos colaterales que los enfoques actuales.

«Ahora debemos descubrir cómo armar el rompecabezas y dirigir sus partes para desarrollar nuevas terapias», manifestó el doctor Bert Vogelstein, de la Johns Hopkins. «Esto es en lo que los científicos se focalizarán en la próxima década», añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.