El cáncer de próstata juvenil es diferente al de los mayores

El cáncer de próstata se considera a menudo una enfermedad del varón en edad avanzada, pero casi un 2% de los casos se presentan en hombres menores de 50 años.

Hasta ahora se desconocía la razón, pero según una investigación que se publica en Cancer Cell, la razón de estos casos se encuentra en los genes. Y, según los investigadores, estos hallazgos podrían ayudar a desarrollar nuevas estrategias dediagnóstico, terapéuticas y para prevenir la enfermedad.

El estudio, señala Jan Korbel del Laboratorio Europeo de Biología Molecular de Heidelberg (Alemania) demuestra que el cáncer de próstata en los jóvenes puede explicarse por un mecanismo diferente al cáncer de próstata en los ancianos. «Nuestro estudio implica una causa diferente de la enfermedad en pacientes jóvenes».

El equipo de Korbel y secuenció todo el código genético de las células en 11 tumores de aparición temprana procedentes de pacientes con cáncer de próstata, y lo compararon con el e en los tumores de 7 pacientes con cáncer de próstata ancianos.

Testosterona

Los datos mostraron que el receptor que se une a la testosterona – receptor de andrógenos- se encuentra muy activo en los tumores de pacientes jóvenes, implicando a un número de genes para que promuevan el cáncer. Sin embargo, los genomas de los pacientes más mayores con cáncer de próstata tenían anomalías que no habían  sido causadas por la actividad del receptor de andrógenos es. Otros datos de más de 10.000 pacientes corroboraron estos hallazgos.

«Curiosamente, los varones jóvenes tienen generalmente niveles más altos de testosterona que los de edad avanzada, lo que sugiere que niveles fisiológicos elevados de testosterona en los jóvenes podrían estar relacionados con la aparición temprana del cáncer de próstata; eso es algo que debemos abordar en el futuro», señala Korbel.

La parición temprana del cáncer de próstata requiere un diagnóstico precoz y un tratamiento definitivo debido a la larga esperanza de vida de los pacientes más jóvenes y el riesgo más alto de morir por la enfermedad. «Esperamos que estos hallazgos sobre la causa de la enfermedad promuevan el desarrollo de nuevas estrategias para diagnosticar, prevenir y tratar incluso de forma individual este tipo de cáncer», afirma Thorsten Schlomm, del Centro Médico de la Universidad de Hamburgo-Eppendorf (Alemania).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.