El gobierno de EE.UU. autorizó el primer experimento usando células provenientes de embriones

_45408361_celulas_203b_bbc.jpgLa Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés), autorizó el primer ensayo clínico en humanos empleando células madre provenientes de embriones.
Los científicos de la empresa de biotecnología californiana, Geron Corp, podrán inyectar las células a un grupo de pacientes con lesiones en la médula espinal para ver si son seguras y para saber si los nervios dañados pueden comenzar de nuevo a recibir y transmitir pulsos eléctricos.
La importancia del uso de células madre embrionarias se da porque puede producir cualquiera de los 200 tejidos con los que cuenta el cuerpo humano.
Aunque la FDA es independiente de la Casa Blanca, la autorización coincide con el inicio de la presidencia de Barack Obama, quien durante su campaña prometió el apoyo a este tipo de investigaciones.
La administración del ex presidente George W. Bush limitó los experimentos con células madre desde el 2001, argumentando razones morales.
Algunos investigadores dijeron que las restricciones obstaculizaban y hacían más lento su trabajo.
El presidente de Geron, Tom Okarma, dijo que en experimentos con animales, ratas que estaban paralizadas habían recobrado movilidad luego de que se les inyectaron las células de este tipo.
«Lo que las células madre prometen después de un ataque cardiaco, una lesión en la espina dorsal o por diabetes es que el paciente podrá regresar a su casa con el órgano reparado», dijo Okarma.
Sin embargo, algunos consideran que el uso de las células madre provenientes de embriones o fetos es «antiético» ya que al ser extraídas dañan a la criatura.
Josephine Quintavalle, directora de una organización especializada en temas de experimentación reproductiva (CORE por sus siglas en Inglés) se opone a las terapias con células madre embrionarias porque las considera «altamente especulativas».
«Lo que me preocupa es que los pacientes realmente crean que esto curará sus lesiones en la espina dorsal. Además todavía no se descarta la posibilidad de que se produzcan tumores», dijo Quintavalle.
Cabe señalar que equipos de científicos en diferentes partes del mundo han hecho experimentos con células madre extraídas de fetos, pero las que provienen de embriones más jóvenes se consideran más versátiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.