El gobierno de Estados Unidos anunció que levantará la suspensión de las perforaciones petroleras en aguas del Golfo México que fue dispuesta tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon

La medida se anunció poco menos de un mes después de que se sellara definitivamente el pozo colapsado de la compañía British Petroleum (BP) que derramó unos 4,4 millones de barriles de crudo al mar.

El secretario del Interior de EE.UU., Kenneth Salazar, dijo que se hicieron progresos significativos en la reducción de riesgos asociados con la perforación submarina.

Antes de que se reanuden las tareas en la región, las compañías petroleras deberán cumplir una serie de nuevos requisitos de seguridad.

Inicialmente se pensaba mantener la suspensión hasta noviembre, pero después de varios meses de estudios se decidió que no había razones para que no se reanudaran las operaciones.

Un informe del gobierno estadounidense señala que la suspensión de las perforaciones ha causado la pérdida de entre 8.000 y 12.000 empleos en la zona del golfo.

No sólo las compañías petroleras habían solicitado a las autoridades que se reanudaran las actividades, sino también varios políticos locales que se habían mostrado preocupados por los efectos en la economía de la región.

Se estima que la puesta en práctica de esta nueva decisión tardará un par de semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.