El hotel Burj Al Arab, en Dubai, es un lugar para dormir como un emir

Con 321 metros de alto, el hotel Burj Al Arab no sólo se distingue por su diseño, por lo que es uno de los más fotografiados del mundo, también por sus servicios exclusivos

Uno de los hoteles más lujosos del mundo, el Burj Al Arab en Jumeirah, Dubai, que ofrece a los turistas la opción de experimentar y hospedarse en una de sus suntuosas suites.

En entrevista, su  gerente general, Heinrich M. Morio, señaló que la mejor temporada para visitar el hotel es entre los meses de octubre y abril, ya que el clima es agradable, aunque reconoció que los viajeros llegan en los meses más calientes, entre mayo y septiembre.

Explicó que China que abarca un 26 por ciento, Rusia con 13 por ciento, Inglaterra con alrededor de diez por ciento, Alemania con cinco por ciento, Estados Unidos con cerca de seis por ciento, igual que los Estados Árabes, visitantes que, en conjunto, generan una ocupación de 65 por ciento anual.

El gerente mencionó que su construcción duró cinco años y el edificio tiene más de 13 años de antigüedad, pero aún se conserva como nuevo por su constante remodelación en todas sus áreas, como si de un hotel completamente nuevo se tratara. Actualmente su estructura con forma de vela de 321 metros de altura, hace que sea uno de los edificios más fotografiados del mundo.

Exclusividad, el valor agregado

Su exclusividad y privacidad, hacen de este centro de hospedaje el sueño de muchos viajeros. Cuenta con diez centros de consumo, los más famosos el Sky view bar, con una espectacular vista al golfo árabe.

El bar se localiza en la parte superior del hotel en conjunto con su restaurante Al Muntaha, a 200 metros de altura, que permite observar una vista panorámica de Dubai, ubicado en una plataforma volada que se extiende en 27 metros de cada lado.

Asimismo, bajo del mar, está el Al Mahara, que ofrece una vista subacuática a través de un vitral en forma de acuario. En ambas cocinas se desempeñan afamados chefs.

Además, su lobbie, es uno de los más altos del mundo con 185 metros de altura que, como señaló Morio, incluso la Estatua de la Libertad cabría allí.

A lo largo de los últimos dos años se añadió un restaurante en uno de los pisos más altos, el JunSui, especializado en cocina asiática y en los siguientes proyectos se  introducirán más conceptos en los restaurantes.

Diseño para reyes

Burj Al Arab se distingue por su ubicación en una isla artificial con una distancia de 280 metros de la playa, por sus interiores hechos por la diseñadora Khuan Chew, en los que destacan sus suites elaboradas con mármol de Macael, terciopelo y hojillas de oro, así como el vestíbulo, con brillantes colores en el techo, fuentes de aguas danzantes, un espectáculo de luces multicolores y más de dos kilómetros de playa exclusiva para los huéspedes.

Hay más de mil 500 personas provenientes de 80 países que atienden a los visitantes, quienes están capacitados para servir las 24 horas y atender en el idioma que se requiera.

También ofrece un exclusivo servicio de transporte del aeropuerto al hotel a bordo de autos Mercedes o alguno de los 12 Rolls-Royce Phantom, así como en helicóptero privado, para mayor velocidad.  El costo promedio de una suite es de 200 dólares, en el verano de 500 dólares y durante el invierno entre dos mil 500 dólares hasta tres mil 500 dólares.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.