El jugo de remolacha podría bajar la presión sanguínea en los hombres

Según un estudio reciente, beber jugo o zumo de remolacha (betabel) podría disminuir la presión sanguínea en los hombres.

La remolacha o betabel es una planta perenne que produce hojas y raíces que se usan ampliamente como una fuente de alimento para los seres humanos y los animales. Las remolachas son una fuente de vitaminas A y C, de fibra dietética, de hierro y otros minerales y de carotenoides.

Junto con los altos niveles de azúcar en la sangre y el colesterol alto, la presión arterial alta es un factor de riesgo conocido para la enfermedad del corazón que puede ser mejorado con cambios en la dieta y en el estilo de vida. La evidencia preliminar sugiere que la fibra de remolacha puede reducir moderadamente la presión arterial sistólica en pacientes con diabetes tipo 2. Se necesita más investigación para confirmar este hallazgo.

En un estudio reciente, los investigadores asignaron al azar a 15 hombres sanos y 15 mujeres sanas para recibir 500 gramos de jugo de remolacha y manzana o de una bebida placebo. Después de dos semanas, cada participante recibió la bebida opuesta. La presión sanguínea se midió antes del consumo de las bebidas y cada hora durante el transcurso de las 24 horas tras el consumo de cada bebida.

Los investigadores encontraron que seis horas después de beber jugo de remolacha, los hombres experimentaron una reducción significativa de la presión arterial. En general, tanto en hombres como mujeres, hubo una tendencia hacia una presión arterial más baja después de seis horas, sin embargo la reducción en las mujeres no fue significativa.

Los autores concluyeron que beber jugo de remolacha podría disminuir la presión sanguínea en los hombres, sin embargo, debido al tamaño pequeño de la muestra, se requiere investigación adicional antes de llegar a cualquier conclusión firme.

Además de la remolacha, numerosos estudios reportan que el ajo podría reducir la presión arterial. Además, la investigación preliminar sugiere que la CoQ10 produce pequeñas reducciones en la presión arterial (sistólica y, posiblemente, diastólica). Se han encontrado niveles bajos de CoQ10 en las personas con hipertensión, aunque no está claro si la “deficiencia” de CoQ10 es una de las causas o un resultado de la presión arterial alta. Se requiere investigación bien diseñada y a largo plazo para fortalecer estos hallazgos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.