El mundo esta listo para las fiestas de fin de año

n2hcajvx7nvca0mpia6caffvhvqcae7bor8capwboykca4oft75cap0z1jqcaap0mg6ca63s9ekcapgrdnjcai1mh1mcawpv1lkca8b5biucayffv42caq3e7dnca2heecpcapmxm2n.jpgCon amplios despliegues de seguridad, medidas de control y facilidades de transporte, las capitales del mundo se preparan para las celebraciones de Año Nuevo.
En Nueva York todo está ya listo para recibir el 2008 en Times Square, donde la víspera de Año Nuevo estrenará una nueva bola de cristal, coincidiendo con el centenario de esta fiesta multitudinaria a la que está previsto que acuda un millón de personas.
Los accesos a la plaza permanecerán cerrados al tráfico, pero todas las líneas de Metro funcionarán durante toda lo noche, aunque algunas entradas y salidas de estaciones podrían cerrarse temporalmente para evitar aglomeraciones.
La organización Times Square Alliance ha recordado a neoyorquinos y turistas que no podrán descorchar botellas de champaña, ni tomar bebidas alcohólicas.
También recomiendan llevar ropa de abrigo, no consumir cafeína, y beber agua para evitar la deshidratación debida al frío.
La Policía de Nueva York controlará los accesos a Times Square y tampoco se permitirá este año entrar con bolsas o mochilas, una medida de precaución implantada tras los atentados del 9/11.
Los servicios de emergencia, perros adiestrados para detectar explosivos y drogas, y personal de unidades antiterroristas estarán también presentes hoy en la céntrica plaza.
En Ciudad de México el operativo de seguridad para las fiestas de Navidad y Año Nuevo comprende 15,000 policías antidisturbios desplegados en centros comerciales y financieros y zonas de ocio.
Hasta el 6 de enero, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal ha reforzado además la vigilancia en los puntos de salida y entrada de viajeros –estaciones de autobuses, carreteras e inmediaciones del aeropuerto– con 166 agentes y 54 vehículos.
En Buenos Aires, la noche del 31 los hospitales funcionarán con sus planteles de guardia completos y con refuerzos para tres centros que suelen recibir heridos.
Setenta agentes de policía local y sesenta agentes de tránsito formarán el dispositivo de vigilancia especial en la Puerta del Sol de Madrid hoy, que también contará con 34 unidades sanitarias de Protección Civil, dos centros de comunicación y 94 sanitarios.
Los agentes comenzarán a situarse en la zona seis horas y media antes de la medianoche para evitar la venta ambulante y el acceso a la plaza de personas que porten envases de vidrio u objetos que pudieran ser utilizados como elementos de agresión.
En Londres se espera que más de 350,000 personas celebren el comienzo del 2008 en las calles del centro, sobre todo en la ribera del Támesis, donde están situadas las áreas para ver el espectáculo de fuegos artificiales, y en Trafalgar Square.
Scotland Yard reforzará la seguridad no sólo en el centro, sino en toda la ciudad, y desplegará hoy en la noche 3,600 agentes.
En París, donde tradicionalmente cientos de miles de personas se congregan en la parte alta de los Campos Eliseos y junto a la Torre Eiffel para acoger el Año Nuevo, unos 4,500 policías y gendarmes estarán movilizados en la noche del San Silvestre.
En esas zonas, se instalarán ocho puestos de socorro, dotados de un total de 140 médicos, bomberos y socorristas.
Paralelamente se prohibirá la venta de bebidas y la tenencia de botellas de vidrio en las calles.
En Berlín, un millar de policías, más otros 500 guardias de seguridad privados, 150 voluntarios de la Cruz Roja y 1,300 bomberos están alistados para velar por lo que ya es casi una rutina en las grandes fiestas: la concentración de un millón de personas ante la Puerta de Brandeburgo.
El emblemático monumento, escenario también de millonarias concentraciones durante el Mundial del 2006 y la Love Parade, acoge la más multitudinaria fiesta de San Silvestre de Alemania.
Dentro de la denominada »milla festiva» no está autorizado el lanzamiento de fuegos artificiales y cada asistente se verá sometido al entrar a un registro previo por parte de los guardias privados.
El resto de la ciudad sí será terreno franco para la pirotecnia privada, dada la pasión berlinesa por recibir el año a petardazos, desde balcones, puentes o desde algunas colinas de la capital.
En Roma, la Nochevieja se celebra con eventos y conciertos en varias plazas de la ciudad, pero no hay grandes concentraciones. No obstante, la presencia policial en el centro fue reforzada.
En Moscú, con sus 12 millones de habitantes, las autoridades cierran al tráfico en el centro histórico, lugar predilecto de paseo de los moscovitas, por cuya seguridad velarán 25,000 policías y efectivos de las Tropas del Interior.
La mayor concentración se dará ante el carillón del Kremlin.
Finalmente, Tokio celebra la Nochevieja de forma bien distinta a otras grandes metrópolis, con sus calles desiertas y la casi totalidad de sus 160,000 restaurantes cerrados, pero con sus templos abarrotados para dar la bienvenida al día más limpio y nuevo del año, según la tradición sintoísta.
Es una noche para pasarla en familia y no de juerga. Después de las 12 a.m. los japoneses comenzarán a visitar los templos budistas y los santuarios sintoístas para orar, ofrecer incienso y lanzar monedas en busca de buenos auspicios para el nuevo año.
Entre los días 1 y 3 de enero se espera que tres millones de personas visiten el templo Meiji de Tokio, uno de los pocos lugares concurridos durante una semana en la que se paraliza Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.