El presidente Obama quiere fomentar la investigación científica a niveles sin precedentes

cientificos1.jpgPor: José Infante Ferrucho

En un discurso pronunciado ante científicos e ingenieros, el presidente Obama anunció nuevas medidas para impulsar la investigación en ciencia y tecnología, así como una iniciativa para fomentar el desarrollo de tecnología para la energía limpia.
“La ciencia es más esencial para nuestra prosperidad, nuestra seguridad, nuestra salud, nuestro medio ambiente y nuestra calidad de vida, que nunca lo haya sido antes”, afirmó Obama en su discurso en la Academia Nacional de Ciencias. Habló en la 146ª reunión anual de la sociedad honorífica de científicos e ingenieros, que asesora al gobierno de Estados Unidos en temas de ciencia y tecnología.
Obama aseveró que desea restaurar, y si es posible sobrepasar, los niveles de inversión para la investigación alcanzados durante la denominada “carrera espacial”, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética competían en el despacho de satélites al espacio y enviaron a humanos a la luna, en las décadas de 1950 y 1960. Estados Unidos hará esto “por medio de políticas que inviertan en la investigación básica y aplicada, crear nuevos incentivos para la innovación privada, fomentar las novedades en energía y medicina y mejorar la educación en matemáticas y ciencias. Esto representa el compromiso más grande con la investigación y la innovación científica en la historia de Estados Unidos”, dijo Obama.
Esas son las políticas “que necesitamos para mirar adelante”, dijo Peter Agre, miembro de la Academia Nacional de Ciencias, en declaraciones a America.gov. Agre compartió el premio Nobel de química del año 2003.
El presupuesto fiscal propuesto por el presidente para el año 2010, que todavía debe ser aprobado por el Congreso, propone importantes aumentos en la financiación de la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) y para la Oficina de Ciencias, del Departamento de Recursos Energéticos. Obama también dijo que aportaría 6.000 millones de dólares para la investigación del cáncer, por medio de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), como parte del compromiso de la administración en un plan a aplicarse durante varios años que duplicara la investigación del cáncer en Estados Unidos.
La fundación NSF y los institutos del NIH son las principales fuentes de financiamiento para la investigación académica. La Oficina de Ciencia “construye y opera aceleradores, colisionadores, supercomputadoras, fuentes luminosas de alto nivel de energía e instalaciones para fabricar nanomateriales”, dijo Obama.
El presidente también anunció una iniciativa para crear nuevas tecnologías energéticas. La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Energía (ARPA-E) realizará “investigaciones de alto riesgo y de elevado rendimiento”. El programa del Departamento de Recursos Energéticos, valorado en 400 millones de dólares, está modelado en base a la Agencia para Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa (DARPA), que participó en el desarrollo de Internet, las aeronaves silenciosas y el sistema global de posicionamiento (GPS).
Riesgos para pocos, gratificación para muchos
“Invertir en investigación y desarrollo es como enviar a los chicos a la escuela”, algo que se requiere para el éxito a largo plazo, afirmó Agre, que agregó que el discurso de Obama fue “realista e inspirador”.
El financiamiento del gobierno se requiere para la investigación científica básica, porque ocurre que los estudios en física, química o biología no rinden pagos en un año, una década, o nunca”, dijo Obama. “La gratificación generalmente se comparte ampliamente, se aprovecha por quienes cargaron con los costos y también por quienes no los cargaron”.
“Por ello el sector privado invierte poco en la ciencia básica, y porque el sector público debe invertir en este tipo de investigación. Aunque puede ser que los riesgos sean grandes, también las ganancias lo son para nuestra economía y sociedad”, dijo. Obama citó los paneles para la energía solar y la tomografía informatizada como ejemplo de tecnologías que se originaros en la investigación básica en física. “Los cálculos de los satélites GSP de hoy se basan en las ecuaciones que Einstein anotó en un papel hace más de un siglo”.
Obama destacó que muchos de los desafíos que la ciencia y la tecnología ayudarán a resolver son globales, lo que obligará a los científicos de Estados Unidos a trabajar con sus contrapartes en otros países.
“La ciencia y la tecnología y la innovación avanzan más rápidamente, y con costo más efectivo, cuando se comparten los criterios, los costos y los riesgos”, dijo Obama. “Es por ello que mi administración favorece la participación y nuestro compromiso en la cooperación internacional en ciencia y tecnología en muchas diferentes áreas, ahí donde esté claramente hacerlo en nuestro interés”, aseveró.
Un ejemplo de tal compromiso es la actual reunión de líderes de las principales economías del mundo, para comenzar a resolver los desafíos energéticos comunes.
Obama también desea incluir a los científicos “directamente para trabajar en políticas públicas”. Como parte de esa iniciativa Obama anunció la designación de los nuevos miembros del Consejo Presidencial de Asesores en Ciencia y Tecnología (PCAST), formado por destacados científicos e ingenieros que asesoran a la administración en áreas en que es importante la comprensión de la ciencia, la tecnología y la innovación para la formulación de políticas.
“Este consejo representa a los líderes de muchas disciplinas científicas, que aportan una diversidad de experiencias y criterios. Le encargaré al PCAST que me asesore sobre estrategias nacionales para fomentar y sostener la cultura de la innovación científica”, afirmó Obama.
Los nuevos miembros del PCAST figuran “entre los mejores científicos en el país”, aseveró Agre, con la participación de presidentes de universidades y de laureados con el Nobel.
“Los días en que la ciencia esté relegada detrás de la ideología se acabaron. Nuestro progreso como país, y nuestros valores como país, están enraizados en la investigación libre y abierta. Socavar la integridad científica es socavar nuestra democracia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.