El primer ensayo clínico de la terapia de células madre para tratar derrames cerebrales superó con éxito una prueba de seguridad

El tratamiento inyecta células madre en el cerebro del paciente que sufrió un derrame.

El primer ensayo clínico que se lleva a cabo en el mundo de la terapia de células madre para tratar los daños de un derrame cerebral pasó una prueba de seguridad.

El análisis independiente de los primeros tres pacientes que reciben el tratamiento, en el Hospital Southern General en Glasgow, Escocia, no mostró efectos adversos, afirman los investigadores.

Ahora se podrá pasar a la siguiente fase del ensayo para probar la terapia en más pacientes.

Lo que se espera eventualmente es contar con un tratamiento de células madre que pueda reparar los daños que causa un derrame en el tejido cerebral.

La terapia consiste en inyectar las propias células madre del paciente en el cerebro.

El profesor Keith Muir de la Universidad de Glasgow, quien está dirigiendo la investigación, dijo que estaba muy complacido con los resultados hasta ahora.

«Necesitamos confirmar que la terapia es segura antes de poder progresar a la siguiente fase para probar su efectividad» afirma el científico.

«Debido a que es la primera vez que este tratamiento celular ha sido utilizado en humanos, es sumamente importante que podamos determinar su seguridad antes de continuar».

«Así que en este momento ya tenemos la luz verde para proceder a probar una dosis más alta de células en más pacientes», agrega.

El primer paciente que recibió este tratamiento el año pasado fue un anciano. Desde entonces ya se ha probado en otros dos pacientes.

Ensayos globales

Los tres individuos recibieron dosis muy bajas de células madre diseñadas para probar la seguridad del procedimiento.

Durante el próximo año, otros nueve pacientes recibirán dosis progresivamente más altas, primero para probar también su seguridad y posteriormente para analizar su efectividad.

Se espera que los ensayos subsecuentes más amplios comiencen en unos 18 meses.

Éste no es el único ensayo clínico regulado de tratamientos de células madre que se está llevando a cabo.

En varios países se están realizando varias pruebas, incluida una que también comenzó el año pasado en Estados Unidos coordinada por la empresa de biotecnología Geron para desarrollar una terapia para parálisis.

El desarrollo de tratamientos de células madre todavía está en sus etapas iniciales y es probable que todavía pasen varios años antes de que puedan estar disponibles en la clínica.

El ensayo británico está siendo llevado a cabo conjuntamente con la compañía Reneuron Group plc.

Su presidente ejecutivo, Michael Hunt, afirma que todavía hay un largo camino por recorrer en esta investigación.

«Si todo sale bien lo más pronto que podríamos tener un tratamiento ampliamente disponible es en cinco años».

«Hasta ahora todo ha ido bien. Ésta es una etapa muy preliminar pero estamos muy confiados con estos resultados», agrega el funcionario.

Tan sólo en el Reino Unido cerca de 67.000 personas mueren cada año a causa de un derrame cerebral y muchas más quedan con discapacidades graves.

Según la organización The Stroke Association, ésta es la terca causa de muerte en Inglaterra y Gales después de la enfermedad del corazón y cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.