El Reino Unido es el primero en autorizar la pastilla contra el COVID-19

El Reino Unido anunció ayer jueves que es el primer país del mundo en autorizar el molnupiravir, un tratamiento en comprimidos contra el COVID-19 elaborado por el laboratorio estadounidense Merck.

«Hoy es un día histórico para nuestro país, porque el Reino Unido es ahora el primer país del mundo en aprobar un antiviral contra el COVID-19 que puede tomarse en casa», declaró el ministro de Salud, Sajid Javid, en un comunicado. «Esto cambiará la situación para los más vulnerables y los inmunodeprimidos, que pronto podrán recibir el revolucionario tratamiento», agregó.

La Agencia Reguladora de Medicamentos (MHRA, por sus siglas en inglés) consideró en un comunicado que el medicamento es «seguro y efectivo para reducir el riesgo de ingreso hospitalario y muerte en personas con un covid de suave a moderado que sufren un riesgo extra».

El Reino Unido se adelanta así a Estados Unidos, donde se espera que las autoridades decidan este mes si autorizan el uso de los comprimidos.

Los antivirales, como el molnupiravir, actúan reduciendo la capacidad de reproducción del virus, frenando así la enfermedad. El uso de este fármaco puede ser doble: tanto para evitar que los infectados sufran síntomas graves, como para evitar que los que han estado en contacto estrecho desarrollen la enfermedad. Si se administra a pacientes en los días posteriores a un test de diagnóstico positivo reduce en un 50% las posibilidades de hospitalización, según un ensayo clínico realizado por Merck. Aún no se ha dicho con precisión cuándo estará disponible el medicamento.

Planes de comercialización de Merck

En octubre, un comunicado de Merck anunció que la empresa había cerrado acuerdos preliminares para vender, una vez que se autorice oficialmente, el molnupiravir en mercados tan estratégicos como Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur, además de otros países con los que «está en discusiones».

Además, anunció que piensa comercializar ese medicamento a precios variables según los países basándose en criterios de ingresos establecidos por el Banco Mundial, y está en marcha un acuerdo con una empresa india para producir localmente el molnupiravir.