El ritmo de la canción «Stayin alive» del grupo Bee Gees es ideal para realizar la maniobra de resurrección cardiaca

_45121802_bee1.jpgLa canción del grupo Bee Gees «Stayin alive» (manteniéndose vivo), haciendo honor a su título podría ayudar a salvar la vida de aquellos que sufren un ataque cardiaco, según aseguran científicos estadounidenses.
Investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de Illinois descubrieron que el ritmo de esa canción -103 golpes por minuto- es la orientación ideal para realizar la maniobra de resurrección cardiopulmonar (RCP) a una persona que entra en parada cardiaca.
La técnica de la RCP consiste, entre otras maniobras, en la compresión del pecho a la persona que deja de respirar o a la que se le detienen los latidos cardíacos, y puede triplicar la tasa de supervivencia de las víctimas.
La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda la realización de las compresiones en el pecho durante la RCP a un ritmo de 100 por minuto, frecuencia que coincide con el del tema popularizado por la película «Fiebre del sábado por la noche» (1977), protagonizada por John Travolta.
En el estudio llevado a cabo por los investigadores estadounidenses se les pidió a los 15 participantes- entre los que había médicos y estudiantes- que realizaran la maniobra de reanimación siguiendo el ritmo de «Stayin alive».
La media de compresiones fue de 109 por minuto.
En la segunda parte de la investigación, se pidió a los participantes que realizaran la maniobra de resurrección sin escuchar la canción, pero teniéndola en mente como referencia para calcular el número de compresiones. En este segundo caso la media fue de 113 compresiones por minuto.
Según uno de los autores del estudio, el doctor David Matlock, aunque la media fue un poco superior a la recomendada, es preferible realizar algunas compresiones extra que demasiadas pocas.
Los resultados de esta investigación serán difundidos en una reunión del Colegio Estadounidense de Médicos de Urgencias que se celebrará este mes en Chicago, EE.UU.
Según dijo el pasado junio Robin Gibb, uno de los tres miembros originales de los Bee Gees, la banda podría volver a subirse a los escenarios próximamente.
Su hermano Maurice Gibb, quien también fue integrante del veterano grupo pop, falleció en 2003 de un paro cardíaco durante una operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.