El segundo satélite europeo dedicado a ampliar el acceso de banda ancha en internet, el Ka-Sat, ya fue lanzado con éxito desde Kazajistán

El satélite, que pesa seis toneladas, fue enviado al espacio en una nave especial Proton que despegó a las 03:51 AM de este lunes, hora local (21:51 del domingo GMT), en un vuelo que duró nueve horas y 12 minutos.

El Ka-Sat, que será operado por la compañía francesa Eutelsat, suministrará servicios para parte de los diez millones de europeos que se estima viven en lugares donde no existe una buena conexión terrestre a internet.

Su lanzamiento sigue al del Hylas-1 -propiedad de la compañía Avanti Communications, con sede en Londres- el que también persigue el mismo objetivo.

Sin embargo, el alcance del Kat-Sat es considerablemente mayor, ya que tiene capacidad para suministrar servicios a unos dos millones de hogares, frente a los 300.000 de su competidor.

Ambas compañías, sin embargo, están seguras que las necesidades del mercado europeo garantizarán la rentabilidad de ambas plataformas.

«Unos 30 millones de hogares europeos no reciben ningún servicio de internet o cuentan con una cobertura muy mediocre», afirmó el director ejecutivo de Eutelsat, Michel de Rosen.

«Estamos hablando de personas que viven en el campo o en las montañas y, a veces, no muy lejos de grandes ciudades. Ka-Sat será la solución a esos problemas», le dijo de Rosen a la BBC.

Eutelsat, con sede en París, es uno de las tres grandes compañías mundiales en el campo de los denominados Fixed Satellite Services (FSS) que gestionan millones de datos y transmiten canales de televisión a través de su flota espacial.

El servicio de internet ya es ofrecido en algunas de sus plataformas, pero Ka-Sat es el primer esfuerzo exclusivamente dedicado a la conexión de banda ancha.

El satélite, que será posicionado a 36.000 kilómetros por encima del ecuador y a nueve grados al este, tendrá un rendimiento de 70 gigabites por segundo que serán transmitidas a través de 82 señales satelitales en mercados que abarcan desde el norte de África al sur de Escandinavia.

Un pequeño segmento también alcanzará Medio Oriente.

Eutelsat ha firmado acuerdos con 70 proveedores que distribuirán la señal a través del satélite y se prevé que se firmen más acuerdos el próximo año.

«Por lo general se necesitan unas pocas semanas para que el satélite se vuelve operativo luego del lanzamiento. Pero en este caso esperamos que nos lleve unos meses, por lo que estará totalmente en funcionamiento hasta en la segunda mitad del segundo trimestre de 2011», explicó de Rosen.

Por su parte, detrás del primer lanzamiento, el Hylas-1 (Highly Adaptable Satellite o Satélite de Alta Adaptación, en español) se encuentra la compañía Avanti Communications, con sede en Londres.

Y América Latina está en la fila de las regiones que contarán con un satélite de este tipo, según la empresa.

«Éste es el primero de muchos satélites», le explicó a la BBC el presidente ejecutivo de la empresa, David Williams, quien agregó: «Ya estamos construyendo el segundo satélite que se lanzará dentro de 15 meses».

«Esto aumentará la capacidad en el Reino Unido, pero también en nuevas áreas en África y Medio Oriente. Y después estamos planeando lanzar más satélites en América Latina, India y otras partes de Asia».

Ante la pregunta expresa, Avanti confirmó que Latinoamérica será el destino de un tercer satélite, aunque por el momento es imposible determinar cuándo estaría listo.

El Hylas-1 emplea tecnología desarrollada por la Agencia Espacial Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.