El terror de los cálculos renales

Por: Alfredo Zurita
[email protected]/contenido

Los cálculos renales, piedras en el riñón o litiasis renal, son masas sólidas compuestas de pequeños cristales que se depositan con forma de roca que pueden bloquear la expulsión de orina y causar serios daños, inflamación e infección. Su extirpación es con cirugía o litotricia, se utilizan ondas ultrasónicas para romper los cálculos. Su tamaño está comprendido entre el de un grano de arena y el de una pelota de ping pong y se pueden presentar uno o más cálculos al mismo tiempo en el riñón o en el uréter. Los cálculos renales se forman cuando la orina contiene una gran cantidad de sustancias que crean pequeños cristales que se convierten en cálculos. Cuando bajan por el uréter producen un horrible dolor, que comienza en el costado y luego baja hasta la ingle, dolor abdominal, color anormal de la orina, sangre en la orina, escalofríos, micción excesiva durante la noche, fiebre, dolor de costado o de espalda, micción dolorosa, dificultad para orinar, total, es ¡de terror!

Una persona que haya padecido de cálculos, con frecuencia los vuelve a presentar, a menos que tome la ‘Saxifraga ligulata’ con la ‘Moringa Oleifera’ con una cucharada de ‘Aceite de Sésamo Negro’ disueltos en una taza con agua caliente como un té por 20 días. Este tratamiento es totalmente natural, no solo expulsa los cálculos y la arenilla, sino que impide que vuelvan a aparecer. Los cálculos renales pueden ser muy dolorosos, pero con un tratamiento natural se eliminan del cuerpo sin causar daño permanente. Algunos tipos de cálculos tienden a darse en familias, los de calcio son los más comunes y siempre reaparecen, el calcio se combina con el oxalato, una sustancia común en ciertos alimentos como las acelgas, espinacas y el chocolate, cuyo valor es de 700 (muy alto), también el calcio se combina con fosfato o carbonato para formar las piedras. Los cálculos de cistina pueden formarse en personas con cistinuria, es un trastorno que se da en familias. Los cálculos de estruvita se encuentran principalmente en mujeres que tengan una infección urinaria, pueden crecer mucho y obstruir el riñón, los uréteres o la vejiga. Los cálculos de ácido úrico también son comunes.  Además del tratamiento con la Saxifraga y la Moringa (son dos vegetales) en combinación con el aceite de Sésamo negro, también es necesario comer un pedazo de auyama (calabaza) tierna cocida en ayunas con poca sal, durante un mes. El ‘agua de coco’ o la infusión de ‘cola de caballo’ funcionan como una carretilla para su traslado hacia el exterior. La Saxifraga ligulata es una raíz que al consumirla como té, mantiene el tracto urinario desocupado y libre de obstrucciones para que los riñones trabajen con el máximo de eficiencia. Expulsa los cálculos e impide que vuelvan a aparecer. La Saxifraga ligulata posee una validación científica en el ámbito mundial para la eliminación de cálculos y arenilla, infecciones renales, cristaluria, disfunción renal y cistitis (micción irritante). El tratamiento es excelente, funciona muy bien, es económico y se puede evitar la cirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.