El universo puede haber nacido girando según nuevas conclusiones sobre la simetría del cosmos

Los físicos y astrónomos han creído por mucho tiempo que el universo tiene una simetría de espejo, como una pelota de básquetbol, pero las conclusiones a las que se ha llegado recientemente en la Universidad de Michigan lo cuestionan. Esas conclusiones indican que la forma de la Gran Explosión puede haber sido más complicada que lo que se creía, y que el universo naciente giraba sobre un eje.

Para probar la presunta simetría de espejo, el profesor de física Michael Longo y un equipo de cinco estudiantes de pregrado catalogaron la dirección de rotación de decenas de miles de espirales galácticas fotografiadas en la Encuesta Digital Sloan del Cielo.

La imagen de espejo de una galaxia que rote en sentido opuesto a las agujas del reloj debería tener una rotación en sentido de las agujas del reloj. La existencia de más galaxias de un tipo que del otro hubiese sido prueba de un rompimiento de la simetría o, como dicen los físicos, una “violación de la paridad” en escalas cósmicas, dijo Longo.

Los investigadores encontraron pruebas de que las galaxias tienden a rotar en una dirección preferida. Descubrieron un exceso de espirales que rotan hacia la izquierda, es decir en sentido opuesto a las agujas del reloj en la región del cielo hacia el polo norte de la Vía Láctea. El efecto se extiende hasta más allá de 600 millones de años luz.

“El exceso es pequeño, un 7 por ciento, pero la probabilidad de que esto pueda ser solo un accidente cósmico es de alrededor de una en un millón”, dijo Longo. “Los resultados son extremadamente importantes porque parecen contradecir la noción, aceptada casi universalmente, de que en una escala suficientemente grande el universo es isotróplico, es decir no tiene una dirección especial”.

Este trabajo proporciona nuevos conocimientos acerca de la forma de la Gran Explosión. Un universo simétrico e isotrópico habría comenzado con una explosión esféricamente simétrica, con la forma de una pelota de básquetbol. Si el universo hubiese nacido como una pelota de básquetbol girando, dijo Longo, tendría un eje preferido y las galaxias hubiesen retenido el movimiento inicial.

¿Sigue girando el universo?

“Podría ser”, dijo Longo. “Yo creo que estas conclusiones sugieren que sigue girando”.

Dado que el telescopio Sloane se encuentra en Nuevo México los datos que los científicos analizaron para su estudio reciente provienen, principalmente, del hemisferio norte del cielo. Una prueba importante de estas conclusiones será ver si existe un exceso de espirales galácticas en el hemisferio sur que giran hacia la izquierda. Esta investigación está en curso.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.