Elon Musk asegura que los humanos podrían tener un chip cerebral en el 2022

El chip que está desarrollando Neuralink para leer la actividad de las neuronas gracias a unos filamentos insertados en el cerebro, y eventualmente generar órdenes artificiales que el cerebro tome como propias

Su compañía, Neuralink, busca que el dispositivo restaure la funcionalidad de todo el cuerpo a alguien que tiene una lesión en la médula espinal

El creador de los autos eléctricos Tesla y la compañía de transporte espacial SpaceX, Elon Musk, dijo que su chip cerebral, conocido como Neuralink, se podrá implantar en el cerebro de las personas en 2022.

En una entrevista virtual para la Conferencia del Consejo de CEO del Wall Street Journal, el magnate expresó que no quiere vaticinar el resultado del dispositivo de manera anticipada, pero que todas sus expectativas están puestas en su proyecto para crear una interfaz entre las computadoras y el cerebro humano.

“Creo que tenemos la oportunidad con Neuralink de restaurar la funcionalidad de todo el cuerpo a alguien que tiene una lesión en la médula espinal; no quiero generar esperanzas irracionalmente, pero estoy cada vez más convencido de que esto se puede hacer”, expresó Musk.

Otros de los objetivos específicos de Neuralink son, según el empresario, resolver los problemas de salud relacionados con la edad y el daño neurológico, sea por nacimiento, por edad o algún accidente cardiovascular.

Si bien el magnate admitió que suena bastante complicado llevar a cabo todas estas innovaciones, no pierde las esperanzas. “Tiene algunas ambiciones seriamente audaces, como restaurar el movimiento a aquellos que están paralizados”, declaró.

En ese sentido, hizo mención a la seguridad del dispositivo, y aseguró que los estándares serán más altos que los exigidos por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

Neuralink aseguró que el implante probado en un mono le permitió jugar a un videojuego

La empresa de Elon Musk mostró en 2020 cómo su implante cerebral podía reconocer órdenes específicas del cerebro. En una segunda prueba realizada con un mono rhesus revelaron que el dispositivo permite interactuar al animal con una computadora.

Según lo que se pudo ver en un video publicado en agosto de 2021, el implante permitió que un macaco de nueve años juegue con su mente a Pong, un famoso videojuego de los años setenta. El dispositivo se coloca agujereando el cráneo para llegar al cerebro, y si bien suena complicado, la compañía aseguró que “es removible y no deja lesiones”.

Entre otras características, tiene una batería que le dura un día, sensores de movimiento, temperatura y presión, además de 1024 canales. Cabe mencionar que los filamentos que insertan en el cerebro son capaces de leer la actividad neuronal, lo que provoca las diversas reacciones.

En relación al grosor, cada filamento consta de 5 micrones, y la intención es que duren al menos una década instalados, una vez esté completado el desarrollo.

Según Neuralink, los filamentos no dañan el cerebro, incluso si se quita el implante, y permiten disparar minúsculas descargas eléctricas que influyen sobre miles de neuronas cada uno. Al estimularlas, podrían simular instrucciones del cerebro.