En 5 años estará lista la tecnología 5G

imagesAunque todavía no se popularizó la tecnología 4G, ya se habla de su sucesora. La conexión a Internet se revolucionará para 2020.

Desde aquello que parece improbable, pero posible — ¿Imagina bajarse una película en el celular en apenas un segundo? ¿Y subir un video a YouTube mientras está en un recital multitudinario sin que se corte la conexión o se sature la red?—, hasta actividades sacadas de las más imaginativas películas de ciencia ficción — ¿Podrá un día el cubo de basura avisarnos por SMS que ya está lleno? ¿Será posible tener ropa conectada a Internet? ¿Y eliminar los accidentes de tráfico por completo gracias a que los autos sean capaces de «hablar» entre sí?—, todo eso se vislumbra en un mundo con tecnología 5G.

Hasta hace poco, se estimaba que para 2020 habría en el mundo 50 mil millones de dispositivos conectados a Internet. Pues bien, ahora se cree que esa cifra se queda corta. Asimismo, según datos de la Comisión Europea, entonces el tráfico en la red será 30 veces superior al actual. Para cuando esto suceda, en apenas cinco años, la actual y poderosa —y todavía no del todo extendida— tecnología 4G será insuficiente; no podrá soportar esa demanda de conectividad, porque no fue diseñada para hacerlo. Así lo explicó Sara Mazur, directora de Investigación de Ericsson, una de las compañías de comunicaciones que está liderando el desarrollo de 5G.

La quinta generación de telefonía móvil tiene previsto su lanzamiento para, justamente, el 2020. Y aseguran que significará una revolución casi sin precedentes. Es la puerta a un mundo de ciudades inteligentes, con la interconexión digital de todos los objetos cotidianos, para lo cual será necesario permitir el acceso a Internet a cualquier persona, sin importar el lugar donde esté. Así es que el 5G tendrá no solo mayor velocidad de conexión, sino también mayor capacidad.

800 películas por segundo.

Las empresas que trabajan en el desarrollo de esta tecnología hablan de velocidades increíbles. La compañía surcoreana Samsung, una de las más involucradas en estas investigaciones, experimentó en 2013 con 5G a 1 gigabyte (GB) por segundo. Algunas semanas atrás, el profesor Rahim Tafazolli, que lidera el Centro de Innovación de 5G de la Universidad de Surrey, en Inglaterra, que cree que en el futuro será posible tener una conexión de datos inalámbrica a 800 gigas por segundo, es decir, una conexión 100 veces más rápida que las conexiones en 5G que se están probando en la actualidad. Para tener una idea del poder de esta conexión, esto implicaría que una persona podría bajarse en el celular 800 películas de alta definición en un segundo.

Si bien la referencia es a tecnología móvil, en realidad el avance del 5G abarcará mucho más que eso ya que incrementará el número de equipos inteligentes que se conectan a la red.

Vehículos que se puedan comunicar entre ellos para disminuir el riesgo de accidentes (algo en lo que está trabajando con ahínco la empresa china Huawei), electrodomésticos que transmiten una señal instantánea al celular en caso de cortocircuitos o incluso ciudades completas que estarán interconectadas, son algunos de los escenarios que se esperan con la llegada del 5G.

Por no hablar de la ciencia y la medicina, áreas en la que se prevé que se podrán llevar a cabo cirugías a control remoto de la mano de robots. Además surgirán nuevas aplicaciones que requerirán una mayor capacidad de conexión.

Otra característica crucial del 5G será la eliminación de fallas. Al menos eso es lo que pronostican los investigadores. «Tendrá la fiabilidad que actualmente tenemos con las conexiones de fibra óptica», dijo Sara Mazur. Esto aseguraría el fin de los cortes repentinos de conexión, o la imposibilidad de que la red se sature cuando haya demasiado tráfico.

En la actualidad, empresas como Qualcomm, Samsung, Ericsson y Huawei están a la vanguardia de la investigación para la tecnología de quinta generación y esperan poder lanzar redes de simulación en el 2018.

Pero a todo esto, ¿cuál será el costo del 5G, para cuya llegada apenas faltan cinco años? Ericsson y Huawie, compañías consultadas al respecto, han indicado que no se puede calcular hasta que se inicie la fase de desarrollo de producto, así que por ahora se desconoce cuánto costará este tipo de conexión.

Mientras tanto, las investigaciones de mercado no cesan. Samsung, por ejemplo, espera lanzar una red temporal de prueba en 5G a tiempo para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. Lo mismo hará Huawei, que compite para poner en práctica su propia versión de conexión 5G en Moscú durante la Copa del Mundo de fútbol, también en ese año.

4g: evolución a largo plazo

LTE es la sigla utilizada para referirse a la cuarta generación de tecnologías de telefonía móvil, o 4G. La misma refiere a Long Term Evolution (Evolución a Largo Plazo, en inglés), es la sucesora de las tecnologías 2G y 3G, y está disponible en Uruguay desde diciembre de 2011 (el país está cuarto en América Latina en un ránking de nivel de cobertura ideal 4G). Se caracteriza principalmente por ofrecer una velocidad de conexión entre cuatro y cinco veces mayor a la de sus predecesoras, lo que permite una mejor experiencia en Internet y mejor rendimiento de las aplicaciones de video, música, juegos, videoconferencias, streaming, etcétera. Se estima que hay seis millones de usuarios de LTE en Latinoamérica, y que habrá 82 millones para 2018.