En algunos restaurantes de la capital chilena hay guarderías en las que los clientes dejan sus teléfonos durante la cena

Varios restaurantes en Santiago de Chile se han apuntado a ofrecer a los comensales «guarderías» para móviles. La intención es que los ciudadanos desconecten de sus móviles y eliminar así las típicas cenas en la que los clientes no hablan entre ellos sino que se dedican a mirar sus «smartphones»

Entre enero y febrero se realizó el plan piloto en varios locales de zonas de Santiago. «En esa oportunidad, los comensales se encontraban en el hall de cada recinto con una anfitriona que los invitaba a dejar sus celulares en custodia.

La anfitriona le preguntaba a los usuarios cuánto tiempo eran capaces de estar sin sus móviles y si estaban dispuestos a dejarlo en una «guardería».

Por sorpresa, cerca del 80% de los consultados  accedió a dejar su móvil. La encargada depositaba el terminal en bolsas individuales que luego guardaba en taquillas bajo llave. Los comensales retiraban sus móviles al terminar la cena.

«Cada vez es más común ver a parejas o grupos de personas que prácticamente no se hablan y están solamente pendientes de sus celulares. Llamarlos a conectarse a la realidad es una noble causa», ha señalado Macarena Ahumada, brand manager de Castillo de Molina de Viña San Pedro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.