En China crearon un aire acondicionado central que refrigera un barrio entero

Una vista de Shenzhen, la tecnológica ciudad china que ahora cuenta con un enorme red de aire acondicionado que refrigera todo un barrio

El proyecto, denominado District Cooling System, promete generar un ahorro de energía con un modelo centralizado y subterráneo de cañerías y tuberías que proveen de agua fría a los sistemas de enfriamiento de edificios y centros comerciales de Shenzhen, China

La firma china Qianhai Energy Company acaba de presentar un sistema de aire acondicionado central a gran escala que logra suministrar el servicio de refrigeración a un barrio entero. De esta forma, el barrio Qianhai de la tecnológica ciudad de Shenzhen cuenta con una plataforma que cubre un área de unos 19 millones de metros cuadrados.

El proyecto, denominado District Cooling System (DCS, sistema de enfriamiento de distritos) tiene una capacidad para proveer unas 400.000 toneladas de aire frío a centros comerciales, oficinas públicas y estaciones de trasbordo. Su funcionamiento se asemeja a los tradicionales modelos de refrigeración central, con una estructura subterránea de cañerías y conductos aislados que proporcionan el servicio de forma constante a los edificios.

Según sus creadores, este servicio a gran escala solo se puede aprovechar al máximo con un funcionamiento continuo de cinco a ocho horas. De esta forma, esta modalidad logra un menor consumo de energía al utilizar menos aparatos de aire acondicionado, y aseguran que se logra ahorrar alrededor de 130 millones de kilovatios de electricidad al año.

A su vez, al utilizar un gran equipo central para varios edificios y estructuras, este método evita que los centros urbanos como Shenzhen experimenten el efecto de isla de calor, generado por los actuales sistemas de aire acondicionado utilizados por torres y grandes edificios.

Debido a su escala, el modelo DCS está orientado a grandes espacios que cuentan con una gran afluencia de personas, sean oficinas estatales y privadas, centros comerciales y estaciones de trenes. A su vez, por sus características de consumo, este sistema no está disponible a los usuarios particulares, que apelarán a sus equipos individuales para climatizar sus hogares, comercios o estudios.

Por el momento, este enorme sistema de aire acondicionado a escala barrial cuenta con tres estaciones centrales de enfriamiento, y Qianhai Energy Company prevé desplegar unas siete unidades más en los próximos años, una modalidad que ya fue implementada de forma similar en Hong Kong y en países como Finlandia, Canadá, Emiratos Árabes y Alemania.