En EE.UU presentaron a un paciente al que le implantaron una nueva cara, dientes, lengua y mandíbula en lo que calificaron como el trasplante de cara más completo jamás practicado

Aseguran que es la mayor operación de trasplante de cara jamás realizada. La intervención, llevada a cabo en la Universidad de Maryland, le dio a Richard Norris un nuevo rostro, incluida una mandíbula, dientes y lengua.

El paciente, de 37 años, había vivido en reclusión durante 15 años tras haber resultado herido de gravedad en un accidente con un arma en 1997. Desde entonces, llevaba una máscara siempre que salía al exterior.

La operación fue financiada por la Marina de Estados Unidos, que espera poder utilizar esta técnica para ayudar a las víctimas de Irak y Afganistán.

Los cirujanos trabajaron durante 36 horas en la intervención y aseguraron que el trabajo completo llevará 72 horas y se utilizarán órganos de cinco pacientes diferentes, incluido el propio Norris, quien había perdido la nariz, los labios y sólo tenía movilidad limitada en la boca.

Una nueva vida

El cirujano jefe afirmó que el paciente podrá recuperar su vida.

«Nuestro objetivo es restaurar el funcionamiento y a la vez tener resultados estéticamente agradables», señaló Eduardo Rodríguez.

El equipo de la Universidad de Maryland indicó que Norris puede ahora cepillarse los dientes y afeitarse y que ha recuperado el sentido del olfato.

El gobierno estadounidense estima que al menos 200 soldados heridos podrían someterse a trasplantes faciales.

La primera operación de este tipo se realizó en Francia en 2005 en una mujer que había sido mordida por su perro.

En 2010, cirujanos españoles llevaron a cabo el primer trasplante completo de cara en el mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.