En el confesionario

Va un campesino costeño al confesionario justo cuando el cura está comiendo.

Entonces el señor dice: –       He pecado…
Y el cura responde: –       No….. e pollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.