En el negocio de la moda todo es valido, Calvin Klein compra a Tommy Hilfiger

La compañía de ropa Phillips-Van Heusen, propietaria de Calvin Klein, Arrow, Izod, Nautica y DKNY, anunció la compra en efectivo y en acciones de la firma Tommy Hilfiger por US$3.000 millones para estimular su presencia en Europa y Asia.

Phillips-Van Heusen, con base en Nueva York, Estados Unidos, estima que las ganancias combinadas de la empresa llegarán a unos US$4.600 millones.

Un 60% de estas ganancias vendrán del mercado estadounidense, de acuerdo con lo que el presidente del grupo Emanuel Chirico explicó en una reunión a analistas del sector.

Tras el anuncio, las acciones de Phillips-Van Heusen rozaron el 12% durante las primeras horas de la jornada de este lunes de la bolsa de Nueva York.

Se estima que para el próximo año fiscal, que culmina el 29 de enero de 2012, las acciones de la compañía experimenten un aumento de su valor de 75 céntimos de dólar a US$1 la acción.

«Tommy Hilfiger cumple con todos nuestros criterios de adquisición: una marca fuerte, excelente gerencia, altamente rentable (…) y enfocada al crecimiento internacional», le dijo Chirico a la agencia de noticias Reuters.

El valor del acuerdo incluye un componente en efectivo de US$2.600 millones y uno en acciones de Phillips-Van Heusen valorado en US$380 millones.

La empresa señaló que tanto el diseñador Tommy Hilfiger seguirá con su puesto en la marca como Fred Gehring continuará como presidente de la firma.

Gehring también estará a cargo de las operaciones internacionales del grupo.

Phillips-Van Heusen espera ahorrar US$40 millones al año producto del acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.