En el Reino Unido piden prohibir la homeopatía, los remedios homeopáticos no deben ofrecerse como medicina porque sólo son «píldoras de azúcar», dicen médicos británicos

La Asociación Médica Británica -que reúne a los médicos del Reino Unido- votó para que el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) deje de financiar a la homeopatía y para que sus remedios no sean ofrecidos al público como medicina.

Algunos de los delegados de la Asociación afirman que los remedios homeopáticos -que son sustancias altamente diluidas- son «seudociencia» y potencialmente dañinos para los pacientes porque pueden llevar a que éstos rechacen los fármacos convencionales.

La homeopatía es un sistema de tratamientos alternativos de 200 años de antigüedad que utiliza sustancias diluidas en las que muchas veces no queda nada del producto original.

Se ofrece a los pacientes sobre la base de que puede estimular el mecanismo de autocuración del organismo.

Y en el Reino Unido se cree que el NHS gasta unos US$6 millones en estos tratamientos y financia cuatro clínicas homeopáticas en el país.

Durante su conferencia anual, la Asociación Medica Británica presentó varias mociones oponiéndose al uso del dinero público para pagar por la homeopatía porque dice, ésta «no tiene lugar en un servicio moderno de salud».

La doctora Mary McCarthy, afirmó durante la conferencia que los cientos de ensayos clínicos sobre la homeopatía no han logrado demostrar evidencia de que ésta funcione más allá de un efecto placebo, con el cual el paciente se siente mejor sólo porque cree que el tratamiento sirve y sus síntomas desaparecen debido a la mejora psicológica.

Pero la experta agrega que «esto puede ser perjudicial cuando desvía al paciente de los tratamientos de medicina convencional».

Varios otros médicos apoyaron estas declaraciones.

El doctor Tom Dolphin, miembro del comité de médicos residentes de la Asociación expresó que estos tratamientos son «pseudociencia».

«Nos arriesgamos como sociedad a retroceder al estado de pensamiento mágico cuando la ciencia inventada pasaba por discurso racional», afirmó el experto.

La Asociación también pidió prohibir la venta de remedios homeopáticos en farmacias a menos que éstos estén claramente etiquetados como placebos y no como medicinas.

«Aunque los placebos pueden funcionar, no son medicinas porque no tienen un ingrediente activo», dijo el doctor Gordon Lehany.

«Así que si la gente quiere tener acceso a estas costosas píldoras de azúcar, debe pagar por ellas con su propio dinero».

Durante la conferencia, sin embargo, otros médicos defendieron los tratamientos homeopáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.