En el supermercado

Dos amigos se encuentran y uno le dice al otro:

– ¿Supiste que ingresé al Opus Dei? Es que mi señora y yo somos muy religiosos y pretendemos que los niños también se eduquen con los mismos valores.

-¿En serio? Te felicito, pero ahí hay un tema muy complicado
creo que te piden un período de abstinencia sexual.

-Así es. Me dijeron que tenía que pasar seis meses sin tener relaciones…

Y cómo te ha ido?

Lo iba llevando bastante bien, a pesar de los sofocos nocturnos, cuando nos roz
ábamos en la cama. Las sugestiones de las películas y sus escenas calientes, algunas molestias en las partes nobles, como si me apretaran los calzoncillos y otras situaciones que para que te cuento…. hasta el tercer mes.
Qué te pasó?

Una mañana mí mujer iba a tomar dos yogurts de la nevera, se le cayó uno, entonces se agachó para recoger el yogurt, se le subió la falda… ¡ahí ya no aguanté más, tres meses sin tocarlame le tiré encima con todas las ganas! Le arranqué la ropa con los dientes, le hice el perrito, la carretilla, la vuelta al mundo… la puse encima, debajo… gritamos, gemimos, hicimos de todo hasta quedar exhaustos.

-¿Y te echaron del Opus Dei ?

-Del Opus Dei y del supermercado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.